Ambato tiene 50 nuevos agentes de seguridad

- 25 de agosto de 2018 - 00:00
Los agentes de orden y control municipal están equipados con trajes de protección unipersonal y modernos sistemas de comunicación.
Foto: Roberto Chávez / El Telégrafo

Este grupo se suma al actual personal municipal de orden, entre cuyas funciones está el controlar las ventas informales en las calles de la ciudad.

La mañana del miércoles 50 nuevos agentes municipales de control, antes conocidos como policías municipales, se incorporaron en Ambato.

El evento se desarrolló en el Centro de Formación y Entrenamiento del Cuerpo de Bomberos local, al norte de la ciudad, el cual fue presidido por el alcalde Luis Amoroso.

Junto a los 79 agentes existentes suman un total de 129, entre cuyas funciones está el control de las ventas callejeras en el casco urbano.

“Estamos seguros que esta tarea la realizarán de una manera organizada y humanista, tomando en cuenta el alto nivel de preparación y cultura que poseen”, dijo el alcalde.

Otras de las funciones de los uniformados serán custodiar los espacios públicos y bienes municipales, y brindar apoyo a las instituciones encargadas de la seguridad ciudadana y al control del orden público.

“Vuestro trabajo garantizará que las ordenanzas, reglamentos y estatutos que rigen la convivencia pacífica, sean respetadas y cumplidas”, agregó el burgomaestre.

Los flamantes agentes estudiaron, en su periodo de formación, el Código Orgánico de Entidades de Seguridad Ciudadana y Orden Público. En él se especifica las funciones de los uniformados, norma sus acciones, incentiva su profesionalización, jerarquización y carrera, y reglamenta el régimen disciplinario del personal.

“Estos conocimientos refuerzan nuestra vocación por buscar una sociedad ordenada y segura. Pondremos nuestro mejor esfuerzo para que así sea, no obstante esperamos la contraparte de la ciudadanía”, comentó Sebastián Frutos, en representación de los uniformados recién graduados.

Si bien moradores de sectores donde se realizan las ventas callejeras, aplauden el refuerzo de las filas de los agentes municipales; solicitan a las autoridades que los operativos se hagan cada día.

“Hasta hace poco los comerciantes informales expendían solo los lunes, viernes y domingos. Hoy las ferias callejeras se hace a día seguido, y por la gran cantidad de gente se producen robos, contaminación y embotellamientos”, dijo Ana Herrera, del barrio 1 de Mayo.

El personal municipal de orden y control está equipado con 80 trajes de protección y modernos sistemas de comunicación. A más de las funciones antes detalladas, los uniformados son entrenadores calificados de canes y constituyen una fuente de información turística. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: