El incendio arrasa con todo en Chilla

09 de septiembre de 2012 00:00

El Comité de Operaciones Emergentes (COE) cantonal declaró la emergencia para Chilla, en busca de canalizar la ayuda urgente de las instituciones de socorro, tras el incendio forestal que se avivó ayer en este sector y que ha quemado más de 1.200 hectáreas de bosque.

Se presume que el flagelo fue ocasionado por la caída de unas redes eléctricas  que al contacto con el terreno caliente y el fuerte viento prendieron el fuego en el bosque.

Julio Nagua, jefe del Cuerpo de Bomberos del cantón Chilla, manifestó que las llamas volvieron a tomar fuerza este sábado y esta vez con más intensidad: “Creíamos que lo habíamos controlado hasta el viernes en la noche, por ello, las motobombas de Machala y otros cantones se retiraron, y hoy (ayer) solo los 10 bomberos de Chilla luchan contra el fuego”.

Y es que en cuestión de un minuto se consume al menos un metro de bosque. Los cerros Rucio Cocha, El Portete, Chilla Cocha, Mezaloma y Chilola son los que están en grave riesgo. En un cerro donde se encuentran las antenas de canales de televisión y radios, hasta ayer el fuego ya había sido rodeado.

Iván Fajardo, comunero del cantón, dice que están a la merced de la madre naturaleza, pues “el fuego se encuentra incontrolable”. En algunos lugares las llamas alcanzan una altura de siete metros, por lo que es difícil acercarse al lugar.

En cuestión de minutos, al menos unos 20 metros se quemaron y entre ellos árboles de algodón, ante la impotencia del personal militar y Cuerpo de Bomberos. El incendio se registra a cinco kilómetros de la población de Chilla.

Personal de voluntarios del cantón mencionaron que las casas, hasta el momento, no corren ningún peligro.

Nagua recordó que hace un mes se registró un incendio, pero de menor magnitud, el cual consumió 10 hectáreas de bosque. Chilla está ubicado a 3.200 metros a nivel del mar, por lo que los fuertes vientos hacen que las llamas consuman al menos cuatro árboles de pino por segundo.

Ayer los pinos de 5 metros de altura, estaban rodeados de una alfombra negra con miles de plantaciones quemadas. A  la labor de los bomberos se sumó la de los  ciudadanos de  Chilla para sofocar el incendio.

El incendio cede en Chaucha

Mientras tanto, en la provincia del Azuay, el incendio forestal registrado en la parroquia de Chaucha va cediendo, ya que las llamas llegaron a un lugar donde no hay vegetación.

Según el coronel Marco Martínez, de la División Tarqui, el helicóptero que prestó ayuda a los voluntarios ya  tuvo que retirarse de la zona, de igual manera los socorristas que trabajaron desde la semana anterior.

“El fuego por sí solo se va apagando por acción del viento y porque ya no tiene a dónde extenderse”, afirmó el oficial del Ejército.

Ayer, en Cuenca, los bomberos siguieron con emergencias debido a los incendios forestales, pero no graves, como los registrados en días anteriores. Uno de ellos se produjo en el sector de Yanaturo, pero fue controlado en pocos minutos.

Te recomendamos

Las más leídas

Contenido externo patrocinado