PROTECCIÓN Y MANEJO SUSTENTABLE DE LOS RECURSOS NATURALES EN LA PARROQUIA DE ANGOCHAGUA

El ecosistema del páramo es muy vulnerable

16 de abril 00:00

La parroquia de Angochagua se encuentra ubicada al sur de la ciudad de Ibarra (Imbabura). Esta localidad, fundada en 1837 bajo el nombre de San Isidro Labrador de Angochagua, cuenta con páramos de pajonal, vegetación arbustiva de protección y vertientes que canalizan el agua a 17 comunidades de la zona.

En los últimos años, el ecosistema de páramo de la parroquia, ha sufrido un gran deterioro ambiental, debido a varios factores como: la deforestación, expansión de la frontera agrícola, sobre pastoreo y mal manejo de los suelos. Por esta razón, la Junta Parroquial de esta localidad, que alberga a cerca de 2.200 familias, trabaja desde el año 2000, en la conservación de páramos, forestación, reforestación, restauración y cuidado del medioambiente.

En febrero pasado, las 6 comunidades que conforman el GAD parroquial de Angochagua (Cochas, Zuleta, Chilco, La Magdalena, La Rinconada y Angochagua), recibieron el Premio Mejores Prácticas Seccionales, con el Programa de Conservación de Páramos Andinos y Reforestación con Especies Nativas.

René Sandoval, presidente de la Junta Parroquial de Angochagua, explicó que este es un reconocimiento público que se otorga a los gobiernos seccionales que han ejecutado gestiones gubernamentales exitosas en beneficio de la población y su entorno.

Según los reportes del Proyecto Páramo Ecociencia y el Gobierno Provincial de Imbabura, en la Parroquia Angochagua, desde el año 2005 hasta el 2011, se han realizado plantaciones forestales con fines de conservación y agroforestería, a 129,5 hectáreas (ha) de especies nativas. En la actualidad, alrededor 7 mil ha, están intervenidas mediante actividades de forestación y reforestación, medidas fundamentales para conservar estos escenarios naturales. (I)

Se busca preservar el bosque protector

La comuna Zuleta se encuentra en un ecosistema de particulares características que requieren el fomento de su conservación. El páramo y bosque de Zuleta fue declarado espacio protegido en 1995 por el Ministerio del Ambiente del Ecuador. Este espacio natural se localiza entre las parroquias Mariano Acosta (Pimampiro) y La Esperanza y Angochagua (Ibarra). Cuenta con una diversidad de recursos naturales en aproximadamente 4.166,46 ha de superficie (I)

Te recomendamos

Las más leídas