San Francisco se convirtió en nuevo polo comercial

19 de abril de 2013 00:00

Tras casi dos meses de la inauguración del nuevo Registro Civil de Latacunga, ubicado en el barrio San Francisco, el movimiento comercial ha crecido en la zona, donde es posible observar locales que ofrecen comida, copias, fotos y más. También, hay construcciones  a punto de concluirse y muchas de ellas están destinadas a locales comerciales.

Un ejemplo de la gran actividad comercial generada es el hecho de que solo al frente de la dependencia existen ocho puestos de comida; dos de ellos pagan arriendo a los propietarios del terreno donde están colocados, pero los seis restantes se ubican en la acera, lo que les ha producido inconvenientes.

“Sí han venido a decir que nos retiremos, pero no estamos haciendo nada malo. Deben dejarnos trabajar, pues somos gente de escasos recursos económicos”, dijo Nélida T. comerciante ocasional de tortillas de maíz en el lugar.

Además, en los terrenos antes desolados cercanos a la institución ahora se edifican construcciones con la previsión de albergar, en el futuro cercano, algún tipo de negocio. “Estamos construyendo cinco locales comerciales, cada uno con baño independiente”, explicó Manuel Pruna, encargado de una de las cinco edificaciones que se apuran en los alrededores.

“Creo que la llegada del Registro Civil nos está convirtiendo en un polo de desarrollo, pero también nos crea necesidades como de que nos provean de ecotachos; esto porque en más de una ocasión se puede ver al final del día, que todo queda sucio y daña el aspecto del barrio”, sugirió un morador de la zona.

En contraste, los usuarios de la entidad de identificación aún afrontan el problema de que no hay una norma clara sobre las tarifas de taxis. “Hay unos señores taxistas conscientes, que desde cualquier parte  de la ciudad cobran un dólar; pero hay otros que cobran  $1,25 e incluso algunos piden $1,50, lo que resulta una exageración,  pues esta área (San Francisco) está dentro del perímetro urbano”, comentó Marlon Enríquez.  

Gonzalo Segovia, presidente de la Compañía de Taxis Ejecutivos Exa Express, de San Francisco, dio a conocer que dentro de su compañía se acordó entre todos los miembros cobrar la tarifa de $1,25 desde el centro de Latacunga hasta el Registro Civil.

19-04-13-regcentro-carpaSegovia explicó que este monto se basa en la distancia de la carrera y afirmó desconocer si las demás cooperativas han establecido precios referenciales. “Hay usuarios que sí se quejan de los costos, pero no todos pertenecemos a la misma compañía; nosotros respondemos por Exa Express y nada más”, sostuvo el directivo.

Por su parte, Fausto Peñaherrera, presidente de la Asociación de Taxistas de Cotopaxi, indicó  que lo correcto en estos casos es utilizar el taxímetro, pues  así lo manda la Ley de Tránsito desde 2012. “Todos los taxis deben contar con taxímetro y ponerlo en funcionamiento en cada carrera”, recordó.

Pero el uso de taxis no es la única alternativa de movilización, pues  la compañía de buses Citutalasa S.A. cuenta con unidades que llegan al sector cada 10 minutos y pasan por la puerta del Registro Civil, constituyéndose en una ayuda para el usuario que no posee vehículo.

“Me parece un gran aporte que lleguen los buses hasta acá, eso representa que no siempre tengamos que venir en taxi y economizamos un poco”, dijo Mayra Rodríguez, quien acudió a la entidad la mañana del miércoles para renovar su cédula de ciudadanía.
Pero al ser esa la única línea de transporte urbano que llega hasta San Francisco, los moradores esperan que nuevas líneas se abran para mejorar el acceso al sector.

 El nuevo Registro Civil tiene 4.500 metros cuadrados y requirió una inversión de 1’200.000 dólares. El edificio cuenta con tecnología de punta; un generador eléctrico para emergencias; cisterna de agua; parqueadero para los usuarios con una capacidad para 35 carros; áreas verdes; una puerta general de ingreso y varias puertas de salida.

Cuenta en su parte interna con 10 módulos de atención para cedulación y, además, existe una sala de espera para 100 personas. Tiene capacidad para entregar 600 cédulas diarias, aumentando en un 300% su operatividad, ya que hasta enero se entregaron 180 cédulas cada día.