Tres municipios se unen por un relleno sanitario

05 de mayo de 2014 00:00

Los Cabildos de Alausí, Colta y Guamote sumaron esfuerzos para construir un relleno sanitario que permita la optimización de recursos y el manejo apropiado de los desechos sólidos, en esas zonas de la provincia de Chimborazo.

Para realizar esta edificación, el Ministerio del Ambiente aportó con $94.000, a invertirse en los estudios de factibilidad.

Este plan integral beneficiará a 38.000 habitantes de los tres poblados.

Los alcaldes adquirieron un terreno de 60 hectáreas, ubicado en el sector Palmira-Totorillas, en la jurisdicción de Guamote, donde se edificará.

Hermel Tayupanda, burgomaestre de Colta, indicó que ese lugar es estratégico ya que es cercano para los tres cantones.

“Es un sitio en el cual no hay comunidades y por consiguiente no afectará de alguna manera a las personas. En el estudio que realizamos el tipo de suelo arenoso es beneficioso para este tipo de proyectos”, dijo el funcionario.

El cantón Colta conserva su botadero en el sector de Misquillí, a 3 kilómetros de la población. Tiene una extensión 1,5 hectáreas y los desechos se arrojan a cielo abierto. El Ayuntamiento cuenta con 2 carros recolectores y 12 jornaleros.

El barrido se efectúa en 14,23 kilómetros.

Mientras, el de Guamote se ubica en el sitio denominado Chipo, a 2 kilómetros de la población. Su extensión es de 1,5 hectáreas y su Cabildo cuenta con un carro recolector que retira los desperdicios en la zona más poblada.

Cuatro personas se dedican a la limpieza con un barrido de 10,30 kilómetros.

El cantón Alausí posee un terreno de 4 hectáreas para depositar los desperdicios a cielo abierto, en el sector La Elegancia.

Este espacio se encuentra a 3 kilómetros de la población.

La ciudad tiene una frecuencia de barrido en 21,97 kilómetros, con 15 jornaleros que realizan esta actividad diaria.

Las tres urbes generan 14,8 toneladas de basura al día, con una producción promedio de 0,7% de per cápita por persona. Es decir, la cantidad de desechos sólidos en el sector urbano.

La construcción del relleno sanitario, que tendrá una inversión de $683.278 obtenidos mediante un préstamo en conjunto con el Banco del Estado, empezará este año.

Clemente Taday, alcalde de Alausí, explicó que la implementación de este modelo mancomunado previene y minimiza el impacto en el ambiente y en la salud pública.

“Considero que será una de las mejores inversiones a realizar como municipalidades, por cuando protegerá nuestras tierras y podremos utilizar aquellos desechos que son reciclables”, dijo.

La infraestructura permitirá la clasificación, transformación y reciclaje de toda clase de residuos sólidos como papel y cartón en 18,64%, vidrio 2,10%, plásticos 20,12%, orgánicos 20,12%, otros 0,92%.

Magaly Oviedo, del MAE, señaló que es importante iniciar con estos trabajos a nivel provincial ya que hasta el 2017, se deberán eliminar los botaderos de basura a cielo abierto. “El trabajo conjunto que se realiza con los representantes de los municipios es importante. Nosotros apoyaremos en todo lo que podamos en este tipo de proyectos que beneficien a la provincia y el país”.

Chunchi es el único cantón en Chimborazo que mantiene un relleno sanitario, por el cual fue reconocido a nivel nacional debido a las buenas prácticas ambientales.

Te recomendamos

Las más leídas