Ecuador, 19 de Abril de 2024
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

En Cotopaxi se cultivan el sambo y el zapallo

Granos para la fanesca ya están, faltan clientes

En los mercados urbanos de Latacunga y Salcedo la oferta de granos es variada y la Intendencia fijó los precios de algunos productos. Foto: Silvia Osorio│El Telégrafo
En los mercados urbanos de Latacunga y Salcedo la oferta de granos es variada y la Intendencia fijó los precios de algunos productos. Foto: Silvia Osorio│El Telégrafo
11 de abril de 2014 - 00:00 - Redacción Regional Centro

De 5 a 6 meses dura el cultivo del sambo y del zapallo. Ambos son ingredientes principales de la tradicional fanesca de Semana Santa.

Cusubamba, Mulalillo y Panzaleo son las parroquias de Salcedo consideradas como las principales productoras en Cotopaxi.

La tierra negra y húmeda de estos sectores propicia el crecimiento de los vegetales. La planta de sambo puede producir durante 4 años, mientras que la del zapallo (calabaza) crece una sola vez. En ambos casos se necesita una buena cantidad de agua.

Se cultivan durante todo el año, pero la mejor época es abril, explicó Ángela Chasi, productora y comerciante de Salcedo. “Los ofertamos especialmente en los mercados mayoristas de Quito y Latacunga”, aseguró.

Los precios oficiales del pescado seco por libra son: mero $ 10, bacalao $ 8, dorado
$ 6 y lonja $ 5.
En este último, el sambo pequeño cuesta de $ 0,80 a $ 1, mientras que el zapallo de igual tamaño se cotiza en $ 2 y el grande en $ 3. “Durante la Semana Mayor, los intermediarios venden un zapallo hasta en $ 5; no por la carencia, sino por la viveza”, comentó Chasi.

En sus 300 metros cuadrados de tierra, esta mujer del campo cosechará por lo menos 220 sambos y unos 100 zapallos que hoy trasportará, en un vehículo ‘fletado’ (alquilado), hacia el Mercado Mayorista de Quito. Allá vende al propietario de una bodega que es su ‘casero’ de toda la vida.

En el Mercado Cerrado de Latacunga también se promocionan los ingredientes para la fanesca.

Luzmila Almache, comerciante, manifestó que aún no se incrementa la demanda de las habas, arvejas, choclos, mellocos y porotos. Ella armó fundas de cada uno para venderlas en $ 0,50.

Esta mujer tiene 51 años y a lo largo de su vida ha comercializado víveres para grandes familias. “Antes eran de 8 a 10 integrantes, pero ahora, a lo mucho, son 4 y compran poco”, aseguró la agricultora.

Los expertos en gastronomía consideran que el ingrediente principal del plato es el bacalao. Años atrás los expendedores de este pescado acomodaban sus puestos en los alrededores de El Salto. Ahora  no saben si el Municipio se los permitirá. Mélida Jiménez, representante, dijo que la Intendencia ayudó a fijar los precios para evitar la especulación.

Para estar siempre al día con lo último en noticias, suscríbete a nuestro Canal de WhatsApp.

Contenido externo patrocinado