Unas 220 familias vecinas de El Beaterio serán reubicadas

28 de marzo de 2012 - 14:04

El Municipio de Quito y Petroecuador firmaron este miércoles un convenio de cooperación para instalar una franja de seguridad y reubicar a las personas que viven en el sector de El Beaterio.

El documento fue suscrito en el auditorio de la empresa petrolera nacional por el alcalde de Quito,Augusto Barrera, y por el gerente de Petroecuador, Marco Calvopiña.

"Esto ha motivado que trabajemos de una manera conjunta durante mucho tiempo para buscar una solución adecuada, sin afectar los intereses de las familias allí asentadas", dijo Barrera.

El gerente de Petroecuador resaltó el compromiso de esta empresa estatal con la seguridad de sus empleados y la comunidad.

"Por eso logramos este acuerdo con la comunidad para beneficio mutuo, y sobre todo para la tranquilidad de todos", manifestó Calvopiña

Unas 220 familias, que habitan en por lo menos 4 barrios del sector, serán reubicadas fuera de la franja de seguridad del complejo industrial. El proyecto está planificado para realizarse en tres etapas y en un periodo de dos años aproximadamente.

En la primera etapa se obtendrán los terrenos adyacentes al complejo industrial, se realizarán los estudios topográficos y del suelo.

La segunda etapa abarcará los estudios de urbanización y diseño, la recuperación de la franja de seguridad, que actualmente está ocupada por el barrio Estella Maris. Se construirán las casas y se reubicará a las personas del afectadas por la franja de seguridad.

La tercera etapa incluirá la construcción de viviendas para los moradores de los barrios San Blas 1, Jesús de Nazareth y Caupicho 2. Se levantará un cerramiento perímetro de seguridad.

La Secretaría de Seguridad y Gobernabilidad y la Administración Quitumbe se encargarán de coordinar y supervisar las acciones que desarrollen todas las entidades metropolitanas para la ejecución del proyecto de Implementación de la franja de seguridad en el sector y relocalización de las familias que al momento habitan en ella.

Cuando haya concluido la reubicación definitiva de las familias, el Municipio facilitará las gestiones necesarias que permitan transferir a Petroecuador el área expropiada.

De su parte, Petroecuador deberá implementar la franja seguridad del Terminal de Productos Limpios “El Beaterio” y  utilizarla únicamente para fines de seguridad. Además, la empresa elaborará junto con el Municipio planes de contingencia para enfrentar diversos escenarios internos y externos, que tendrán que ser socializados a la comunidad.

El proyecto demandará una inversión de 9’423.501 dólares que entregará de la empresa de hidrocarburos de manera paulatina a fin de cumplir con el cronograma de planificación.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: