La alcaldía ejecuta los trabajos de forma intermitente en esa zona

Un desfogadero entregado desde hace 2 meses colapsó en el sur de Quito

- 19 de marzo de 2016 - 00:00
Foto: Álvaro Pérez / El Telégrafo

Los vecinos del barrio Venecia Uno denuncian problemas con el sistema de alcantarillado que la Alcaldía empezó a intervenir en septiembre pasado en ese sector del sur de Quito. El fin de semana pasado se formó un orificio en la calle Venecia tras la intensa lluvia caída entre la noche del viernes y la madrugada del sábado en la capital.

Esa parte de la rehabilitación del sistema de disposición de aguas servidas y lluvias que ejecuta el gobierno local en la zona fue entregada hace 2 meses, de acuerdo con los vecinos.

Ángel Cahuano, uno de los primeros moradores de Venecia Uno, indicó que el hueco tenía 1 metro (m) de ancho y 2 m de profundidad. Tras la presentación de la denuncia, la Municipalidad cambió la tubería afectada por las precipitaciones y reinició la obra.

Sin embargo, el jueves esta volvió a quedar abandonada. “Ahora, en el lugar en donde se encontraba el hueco, hay aglomerados residuos del material, adoquines dañados, etc. Y esto afecta a la circulación de personas y autos”, dijo Cahuano.  

El vecino señaló que la intermitencia en los trabajos ha sido la tónica de las obras que ejecuta la Empresa Pública Metropolitana de Agua Potable y Saneamiento (Epmaps) desde hace 7 meses.  

La calle Venecia es la arteria principal de la zona, pues une al sector con la av. Pedro Vicente Maldonado. Más de 1.000 vehículos circularían a diario por ella, de acuerdo con los cálculos de los vecinos.

Dicen que por ello, tanto el daño en la vía como las demoras en las obras afectan la movilidad. Andrea Corredor, una residente, comentó que es necesario que se explique el origen del hueco, a pesar de que se trataba de una obra nueva.

Un letrero colocado por la Alcaldía en la intersección de las calles Venecia y Turubamba señala que el costo de los trabajos de alcantarillado en Venecia Uno superan los $ 400 mil.

Los vecinos esperan que el Cabildo no deje  inconclusa la obra. Piden también que las autoridades tomen en cuenta las otras necesidades del sector. Cahuano y Carrera señalan que hace más de un año las tapas de las alcantarillas de la calle Turubamba fueron robadas, sin que hayan sido reemplazadas.

Otro problema que preocupa a los integrantes de las 650  familias que habitan en el área es la basura, que se acumula en los espacios verdes. En estos lugares incluso se hallan residuos de materiales de construcción.

Otro tema que consideran prioritario es la readecuación de la calle Turubamba, que empieza desde el puente de Guajaló y culmina en el sector de Santa Rosa, en el extremo sur de Quito.

Según Manuel Ordóñez bastaría con que el Municipio adoquinara esa calle para que el flujo vehicular en la av. Maldonado se redujera en un 20%, contribuyendo a descongestionar esa zona de la capital de la República. (I)    

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: