270 toneladas de desechos sanitarios trata el municipio cada mes

- 03 de enero de 2019 - 09:01
Los residuos reciben un tratamiento especial antes de su disposición final.
Cortesía

Durante 2018 se recibieron 3.208 toneladas de desechos sanitarios para ser tratadas en la planta especializada el Relleno Sanitario de Quito.

La Municipalidad, a través de la Empresa Pública Metropolitana de Gestión Integral de Residuos Sólidos (Emgirs-EP), brinda el servicio de recolección, tratamiento y disposición final de este tipo de desechos generados en hospitales, clínicas, veterinarias, estéticas, entre otros, cuyo objetivo es reducir los riesgos de contaminación, así como cuidar el ambiente y la salud de los quiteños.

A través de información difundida por el cabildo, se conoció que los generados de desechos sanitarios están obligados a separarlos correctamente en recipientes y fundas plásticas de color rojo según el volumen de generación, el espacio físico y la frecuencia de recolección. Adicionalmente, deben etiquetarlos con la identificación correspondiente al contenido. Una adecuada hermeticidad, limpieza y transportación de los mismos asegurarán que no exista ningún tipo de contaminación.

Es importante recordar que deben cumplir con lo establecido en el respectivo reglamento emitido por el Ministerio de Salud Pública y en la Ordenanza Metropolitana N°. 332.

Tanto la recolección como el proceso de tratamiento y disposición final son realizados técnicamente con vehículos, equipos y personal con la respectiva protección. En la planta de tratamiento del Relleno Sanitario se realiza su desactivación mediante autoclave por vapor húmedo, cuyo procedimiento consiste en mantenerlos en contacto directo con vapor saturado para ser esterilizados y destruir los microorganismos presentes. En ese momento ya son considerados como desechos comunes para ser depositados en celdas especiales.

A través de este servicio, el Municipio de Quito brinda una solución integral a los usuarios generadores de gasas, torundas, baja lenguas, apósitos, jeringas sin agujas, guantes, material cortopunzante y cualquier otro elemento desechable que haya estado en contacto con fluidos corporales del paciente. No son admitidos los desechos anátomo-patológicos como órganos, tejidos y partes del cuerpo.

El contrato para proporcionar este servicio se lo genera mediante la web institucional del Emgirs. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: