30 imágenes proyectan los cambios que ha tenido la ciudad desde los siglos XIX y XX

Quito celebró sus 38 años como patrimonio en el Centro Histórico

- 09 de septiembre de 2016 - 00:00
Los ministerios de Turismo y Cultura proporcionaron las fotos para la exposición conmemorativa.
Foto: John Guevara / El Telégrafo

Entre muestras fotográficas, representaciones teatrales y juegos de luces, la capital ecuatoriana recordó la distinción entregada por la Unesco en 1978.

La exposición fotográfica ‘Quito a través del tiempo’ fue instalada ayer, desde las 09:00, en el pretil (entrada principal) del Palacio de Carondelet. Es parte de las actividades para conmemorar los 38 años de Quito como Patrimonio Cultural de la Humanidad.

La muestra, que concluirá mañana, es parte de las actividades que organizó la Presidencia de la República para celebrar la declaratoria de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) en 1978.

Octavio Veloz, con su familia, fue el primero que ingresó al predio gubernamental. El oriundo de Ambato observó detalladamente las fotos de Quito de los siglos XIX y XX, así como las actuales imágenes. También recorrió el lugar.

“Es increíble el cambio que ha tenido Quito. Por ejemplo, la imagen de la Loma del Panecillo de 1920 revela la existencia de pocas casas en el sector. Además, la virgen tampoco estaba”.

Veloz, así como otros visitantes nacionales y extranjeros, fue guiado por funcionarios del museo del Palacio.

Entre ellos Adriana Paredes, quien en español e inglés contaba a los turistas los secretos de Carondelet y resaltó la importancia que tiene la declaración de Patrimonio Cultural de la Humanidad.

“Tenemos uno de los centros históricos más conservados”. Aclaró que la exposición evidencia el mantenimiento que ha recibido el casco colonial, “el más grande de América Latina”.

La exhibición, que contó con el apoyo de las carteras de Estado de  Cultura y Turismo, resalta también las postales actuales del fotógrafo José Jácome.

Entre ellas el Palacio de Carondelet, centro de Quito, procesiones religiosas y los atractivos turísticos, como la estación del tren de Chimbacalle, en el sur. Asimismo, los visitantes pueden observar los cambios de la Plaza Grande y los salones de la sede del Gobierno.

Ovidio Bonilla fue parte del segundo grupo que ingresó a la sede presidencial. Oriundo de Panamá manifestó que su interés es conocer todos los centros históricos de Latinoamérica. “El más impresionante es el de aquí (Quito). Es muy grande y muy bien conservado. Tener esto en Panamá sería un lujo”.

Carlos Morales, analista del Archivo Histórico del Ministerio de Cultura, habló de los beneficios que disfruta Quito por la declaración de la Unesco.

El experto dijo que convertirse en patrimonio atrajo “a los turistas y también la inversión extranjera, y promovió la conservación”.

A través de la fotografía, según Morales, los visitantes pueden apreciar los cambios en el comercio, vestimenta e infraestructura inmobiliaria de Quito desde 1860. “Hay que continuar con las campañas turísticas para promocionar  Quito y posicionarlo a nivel nacional e internacional”.

Ayer también se efectuó, desde las 08:00, el embanderamiento del Palacio de Carondelet. En cambio, a partir de las 15:00 se presentaron las “estatuas vivas” en el pretil presidencial.

En la noche fue iluminado el predio presidencial con los colores de la capital (rojo y azul). (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: