Quito amaneció sin escombros

02 de enero de 2012 - 00:00

Desde las 06:00 de este domingo, el personal operativo de la Empresa Metropolitana de Aseo (Emaseo) trabajó intensamente a lo largo de las ocho administraciones zonales en las que está distribuida la ciudad y añadió un turno especial para la recolección de escombros, ramas de árboles y otros desechos generados por la popular quema del año viejo.

Hasta la media mañana eran contados los monigotes que seguían humeando, esperando ser recogidos. Sin embargo, se constató una pequeña cantidad de muñecos  incinerados sobre el pavimento, en caso omiso al pedido de las autoridades locales.

Debido a que las celebraciones de fin de año son muy populares, la gente  festejó hasta el amanecer y muchos hicieron la limpieza al término de los festejos, por lo que la ciudad amaneció en silencio, sin mucha basura, escasa actividad y bajos niveles de contaminación.

Eduardo, quien  trotaba por una de las avenidas, se detuvo para comentar que este domingo fue diferente, porque  “no es como los típicos días, cuando te tragas el humo de los buses e inhalas el gas de los autos”.

Para evitar la acumulación de desechos, las tareas de limpieza movilizaron al personal de Emaseo, equipos y maquinaria hasta las 14:00 del sábado, aunque se suspendió el servicio nocturno debido a lo complicado del tráfico y accesibilidad a los sitios por el cierre de calles.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: