Quebrada se desborda y llena de lodo tres barrios

26 de abril de 2012 - 00:00

Griselda Cajamarca (74 años) no puede evitar las lágrimas. La tarde del martes el lodo entró a su casa, ubicada en la ciudadela Ibarra (sur de Quito), como resultado de una intensa lluvia que provocó el desbordamiento de la quebrada Pasucucho, en las laderas del Atacazo.

Cerca de las 15:00 la lluvia comenzó y unos minutos después los moradores de los barrios Espejo e Independencia observaban que el lodo bajaba como una avalancha por las calles e ingresó a varios domicilios.

Cajamarca y su esposo Alfonso Figueroa (83 años), quienes nacieron en el sector, no recuerdan un episodio similar, en el pasado; el martes la lluvia arrastró la tierra hasta su vivienda. La mujer contó que sus hijos intentaron tapar la entrada con una tabla, pero la fuerza del agua y las ramas los vencieron.

La pareja vive de lo que cultivan en un pequeño lote que tienen en la parte posterior de su vivienda, pero el lodo también cubrió los sembríos de maíz, cebollas y col; solo unas cuantas lograron recuperarse. 

Sus vecinos los ayudaron a evacuar el lodo y los escombros, pues fue una de las viviendas más afectada por el desbordamiento de la quebrada. La pareja pide ayuda al Municipio para que limpien por completo su casa.

Los moradores de los barrios afectados salieron, con picos y palas, desde la mañana a realizar la limpieza de las calles, en las que el lodo impedía el paso.

Marco Gómez, presidente del barrio Independencia, dijo que la lluvia no afectó ningún servicio básico. Tanto el servicio de agua potable como el suministro de energía funcionó con normalidad.

Los niños, que en ese momento jugaban en el parque, cuentan que se llevaron un tremendo susto cuando vieron que el agua arrastraba piedras, palos y lo que estaba a su paso.

Autoridades de la Empresa Pública Metropolitana de Agua y Saneamiento (Epmaps) explicaron, mediante un comunicado, que el lodo, generado por el desbordamiento de la quebrada, taponó el colector y el exceso de agua, que se encauzó por la quebrada, se desbordó hacia las vías principales y algunas viviendas de la ciudadela Ibarra.

Las labores de limpieza  las realizará la Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas (Epmmop) durante las próximas 48 horas. En total 40 trabajadores retirarán los escombros con maquinaria de la entidad, que también aclaró que el hecho fue ocasionado por el temporal y no por un daño en el colector.

Con azadón en mano, Jaime Parra (76 años) empezó la limpieza desde las 09:00. Cuenta que estaba sentado afuera de su casa mirando como la lluvia caía. “Me asusté mucho porque oí que gritaban y era un niño que veía como su pelota bajaba con el lodo. La lluvia era fuerte, pero nunca creí que podía pasar algo grave”, comentó.

Técnicos de la Empresa de Agua Potable manifestaron que episodios como este sirven para recordar a la ciudadanía la  necesidad de mantener limpias las quebradas y no arrojar escombros u otros materiales, porque pueden impedir el flujo normal del agua, particularmente cuando hay lluvias fuertes, como la registrada el  martes.

Aclararon que los barrios golpeados por el desbordamiento fueron Espejo, La Merced y La Independencia. De acuerdo con la evaluación inicial, hay tres viviendas levemente afectadas por el ingreso de palos y lodo en los patios, pero no se registraron daños materiales de consideración.

Jimena Victoria, moradora del barrio Espejo, señaló que su casa no se dañó con el taponamiento del colector, pero  como “vecinos hay que ayudar a los que tuvieron problemas con la lluvia”.

La línea de transporte que llega al lugar, Trans. Latinos, opera con normalidad, pero cambió su recorrido mientras la maquinaria concluye la tarea de limpieza.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: