El cabildo atribuye las dificultades a la época de calor. los vecinos ahora recogen agua en tanques

Municipio de Quito dispone el racionamiento de agua en 5 barrios

- 20 de enero de 2015 - 00:00
Los moradores de la comuna de Santa Clara de Millán ven afectadas sus actividades por la falta de agua. Foto: Carina Acosta / El Telégrafo

El cabildo atribuye las dificultades a la época de calor. los vecinos ahora recogen agua en tanques

Para los moradores de los barrios Luz de Occidente, La Primavera, Las Casas Alto, La Granja Alto, La Comuna y San Vicente (al occidente de Quito) empezó oficialmente un proceso de racionamiento de agua el fin de semana pasado. No obstante, algunos vecinos dijeron que tienen el problema desde hace 3 semanas.   
Según la Empresa Metropolitana de Agua Potable y Saneamiento (Emaps),  la restricción se debe al reciente período seco y a que el consumo del agua se incrementó en un 12% en la ciudad.

Por ejemplo, el fuerte calor habría provocado que los caudales provenientes del Pichincha se redujeran, afectando la recolección del agua en los tanques La Primavera y Las Casas, cuyo déficit es de 10 litros por segundo, lo que equivaldría al 25% de su capacidad.  

“El sábado apenas caía un hilo de agua de la llave. Así logramos llenar varios recipientes. Los trabajadores de la Emaps nos dijeron que parte del agua de nuestros tanques la reparten a La Comuna y Luz de Occidental”, aseguró Rosa Galarza, moradora de La Primavera.

En tanto que la empresa señaló que la medida se levantará cuando los caudales recuperen sus niveles. En la actualidad, de acuerdo con el Municipio, el 99,76% de la ciudad (parte urbana) y el 98,41% del distrito (incluidas parroquias rurales) cuentan con el servicio.   

Pero estos inconvenientes que no se presentaban desde la década de 1990, centran la atención en la capacidad del sistema de potabilización con que cuenta Quito para atender la demanda de la población a futuro. En el Plan de Desarrollo 2012-2022 elaborado por la pasada administración municipal y que aún se encuentra en vigencia se señala que frente a la demanda de 9,04 m³/s (metros cúbicos por segundo), la actual capacidad de producción de líquido se ubica en 9,40 m³/s, lo cual resulta suficiente por ahora.

El documento añade que “sin embargo, con base en las proyecciones de población de los años 2020 y 2040, se estima que existirá una demanda del 10,9 m³/s y de 13 m³/s respectivamente, lo cual supera la actual capacidad de producción”.

El Plan de Desarrollo planteaba, en lo inmediato, contrarrestar el eventual problema mediante la adopción de 3 medidas: la reducción de las pérdidas de agua por falta de pago y daños en las redes, que bordea el 22,6% en la parte urbana y 42,5% en la rural; la disminución del nivel de consumo, hoy establecido en 26,5 metros cúbicos mensuales por conexión, una cifra alta comparada con otras capitales de la región, y continuar con los programas de protección de las fuentes principales de agua ubicadas en los páramos del Antisana y el Cotopaxi.

Por otro lado, el plan de gobierno para la ciudad presentado en campaña por el actual alcalde, Mauricio Rodas, no especifica ninguna medida para mantener la capacidad de abastecimiento. Y el tema del servicio ni siquiera es mencionado.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: