Esta parte del proyecto costó alrededor de $ 75 millones

Final de fase I del Metro, previsto para diciembre

- 11 de julio de 2014 - 00:00
La estructura del primer subsuelo de la estación El Labrador del Metro estaba lista a mediados de mayo. Foto: Archivo/ El Telégrafo

Esta parte del proyecto costó alrededor de $ 75 millones

La compañía española Acciona continúa ejecutando la Fase I del Metro en el sector de La Magdalena (sur) y El Labrador (norte).

La empresa europea, que aspira a ganar también la licitación para hacerse cargo de la segunda parte del proyecto junto con la brasileña Odebrecht, construye 2 de las 3 estaciones multimodales incluidas en el nuevo esquema de movilidad.

El alcalde Mauricio Rodas anunció el martes pasado que se prevé que la finalización de dichos trabajos sea en diciembre de este año.

Entre tanto, los concejales por Alianza PAIS (AP) e integrantes de la Comisión de Movilidad Eddy Sánchez y Patricio Ubidia se pronunciaron ayer sobre el incremento de costos que implicaría la aceptación de las ofertas presentadas por 4 consorcios para la Fase II.

Sánchez recordó la importancia del proyecto. “No se trata de un puente o una calle lo que se dejaría de construir en caso de que se estuviera pensando en ello. El Metro es la solución estructural al problema de transporte de personas en la ciudad para los próximos 50 años”, aseguró el titular de la comisión municipal permanente.

El representante ciudadano añadió que incluso tomando en cuenta las propuestas económicas de los consorcios participantes en el concurso, todas superiores al precio referencial establecido en alrededor de $ 1.200 millones, el costo sería menor al planteado para proyectos similares en otras partes del mundo. Ante ello, propuso como estrategia la posibilidad de negociar con los oferentes para conseguir condiciones más favorables.

Y puso como ejemplo que para la primera parte del Metro se hablaba, en un principio, de $ 85 millones y que tras diálogos y negociaciones se llevó el precio a $ 74 millones.

Entre tanto, el también edil Patricio Ubidia sugirió que se explore la posibilidad de que los consorcios interesados participen en el financiamiento y resaltó que la peor decisión que se podría tomar sería la de declarar desierto el concurso.

Esta última idea fue formulada por la Cámara de la Industria de la Construcción (Camicon) a través de un comunicado público.

En el documento, el gremio “recomienda la contratación urgente de un grupo de expertos nacionales y extranjeros para que realicen una evaluación de este proyecto (Metro) y se (lo) compare con otras alternativas que podrían ser más convenientes desde el punto de vista técnico y económico”.

La Camicon se refiere a la Propuesta de ampliación y del trolebús de Quito trabajada por la firma A&V Consultores de la que forma parte César Arias.

Arias fue la mano derecha en el tema de movilidad del exalcalde democratacristiano Rodrigo Paz (1988-1992) y el impulsor de la creación del sistema trolebús, concebido por dicha administración como la solución al problema del transporte en la ciudad.

El plan incluso fue entregado durante la pasada campaña a los entonces candidatos Augusto Barrera y Mauricio Rodas.

Hermel Flores, presidente de la Camicon, aseguró que el gremio considera necesaria la implementación del plan “con el Metro o sin él”.

Entre las ideas que plantea el documento de la consultora está la de aumentar la capacidad del sistema trolebús con unidades para 280 pasajeros (las actuales son para 180 personas) e incrementar la frecuencia de salida alargando la longitud de las actuales paradas.

DATOS

La demanda de desplazamientos diarios actuales en la ciudad bordea los 2,4 millones de acuerdo con datos del Banco Mundial y del Municipio quiteño.

El transporte convencional, que consta de 132 rutas, abarcaría el 59% de esa demanda y el 41% restante sería captado por el Sistema Integrado Municipal de Transporte Metro Q, según las mismas fuentes.

El 76% de los habitantes de la capital se desplaza cada día a bordo de unidades de transportación masiva, ya sea en operadoras privadas o medios municipales. En tanto que el 26% usa vehículos privados.

Actualmente, la velocidad de desplazamiento de las unidades del sistema municipal de transporte fluctúan entre los 34 kilómetros por hora (km/h) y los 16 km/h, según la Propuesta de ampliación del trolebús de Quito.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: