En Turubamba piden atención al hundimiento de sus casas

17 de septiembre de 2011 - 00:00

Alrededor de 200 casas del Barrio Turubamba Alto, al sur de la capital, presentan fisuras en sus construcciones desde hace nueve meses. Las autoridades del Municipio no dan respuesta a los moradores. 

Los hundimientos en el Distrito Metropolitano son frecuentes. Hace meses se registró el mismo problema en los barrios de  Florida, Cotocollao, La Bota y  San Antonio, al norte de Quito, donde la explicación que se dio fue que la ciudad está asentada sobre rellenos de quebradas, además el suelo es  irregular y hay  vertientes de agua.     

Los habitantes de Turubamba aseguran que han realizado las gestiones necesarias para obtener respuesta del Municipio sobre la situación. Para Carlos Pallasco, de 60 años, quien tiene su casa  muy afectada, aduce que  el problema surgió desde el inicio de las excavaciones  para la  construcción del colector en la vía principal. A este morador le pidieron que abandonara su vivienda.

Él busco ayuda del Cabildo, pero  la respuesta   ante el problema fue  la misma para todos los casos: “No podemos intervenir por tratarse de propiedades privadas”. 

El alcalde Augusto Barrera descartó que las fisuras en las  viviendas del sector  sean por causa de la construcción de un colector en el área, sin embargo dijo que se atendió el problema  y pidió  que realicen un levantamiento casa por casa, para  encontrar la solución. “En algunos casos se  reforzarán”, anticipó.     

Blanca Parra vive en el pasaje S26H y afirma que hubo  visitas de comisiones del barrio hacia el Municipio, pero la ayuda no llega.  

Sin embargo,  lo  único que ofrecieron fue realizar  un estudio de suelo.  Esto pese a que se ha identificado que unas 60 hectáreas están afectadas.

Todo porque según Zoila Arroba, quien lleva viviendo 16 años en el lugar, los trabajos que está realizando la Empresa Pública Metropolitana de Agua Potable y Saneamiento (Epmaps) en la Av. Teniente Hugo Ortiz están debilitando el suelo de la zona.  "Este barrio está construido sobre un relleno y como en la avenida están cavando y sacando tierra el suelo está cediendo", dice.

El arquitecto  Hermel Flores, presidente de la Cámara de la Construcción de Quito, considera  que  el origen de los cuarteamientos de las viviendas responde al  mal uso del suelo y  a la presencia de agua a pocos metros de profundidad. 

Recuerda que en el sur de la ciudad hubo haciendas donde  habían  ojos de agua (vertiente natural) y pantanos de largas extensiones.

Los asentamientos en la zona se produjeron por invasiones, ahí  no se hizo un estudio previo para  rellenar los terrenos y las  edificaciones son informales, por ello, la topografía del suelo no es apta para viviendas de dos o tres pisos como las existentes en la zona.

“Las causas de las fisuras presentadas en algunas viviendas de Turubamba son los altos niveles freáticos (humedad) del suelo, además del crecimiento irregular de la ciudad, lo que agudiza el problema, y no por   la construcción del colector”, señaló Flores.   

Pese a la explicación de los técnicos, los moradores afectados de Turubamba Alto insisten en que se intervenga el sector con soluciones que eviten un futuro colapso de las viviendas.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: