En horas pico el trole se queda corto ante pasajeros

18 de enero de 2013 - 00:00

En diciembre pasado el sistema integrado de transporte Trolebús cumplió 17 años de servicio. En su inicio operaba con 32 unidades y actualmente tiene 113, cada una con capacidad para 108 pasajeros.

A diario el Trolebús moviliza a 250 mil personas que atraviesan la ciudad en un promedio de 45 minutos. Esta característica ha provocado que el sistema tenga mayor demanda de la que su capacidad le permite, y ello se comprueba a diario en las horas pico, cuando se forman extensas filas de estudiantes y personas que van a sus trabajos. Los empujones son frecuentes entre quienes necesitan subir a las unidades.

“El servicio en sí es regular, hay mucha gente en las mañanas por la cantidad de estudiantes y en las tardes cuando salen los oficinistas. Pero prefiero este medio de transporte porque es rápido y se paga un solo pasaje, lo que ayuda a los usuarios”, mencionó Inés Cabezas, quien a diario se desplaza desde el norte hacia el Centro Histórico.

Para atender mejor a los usuarios, desde la Empresa Pública de Pasajeros se diseña un plan para incrementar frecuencias y circuitos, según la demanda de pasajeros, y en la actualidad operan seis rutas: la tradicional que va desde la Estación Sur del Recreo hasta la Estación del Norte La Y; otra que va desde la Estación Morán Valverde hasta la Estación Norte La Y; un circuito corto que opera solo en las mañanas y va desde la Estación del Recreo hasta La Colón; otra que inicia su recorrido en el Terminal de Quitumbe hasta la parada El Ejido; y un sexto circuito denominado Express, que opera solo en horas pico (06:00 a 08:30 y de 16:00 a 18:30) sin hacer paradas intermedias y que va desde la Estación Sur del Recreo hasta la Estación del Norte La Y.

Hace unos días se conoció que la Escuela Politécnica Nacional está diseñando un modelo matemático que permita mejorar el sistema Trolebús. Dentro del estudio se plantea la planificación de nuevas líneas y frecuencias que circulen por rutas determinadas y con intervalos de tiempo adecuados. Con ese sistema se podría abastecer la demanda de la ciudad sin sobrepasar la capacidad de las unidades.

El proyecto aún está en estudio y se prevé presentarlo a la Empresa Pública de Pasajeros. El gerente de la entidad, Galo Muñoz, asegura que están abiertos a cualquier recomendación que mejore el servicio del sistema de transporte, pero también recalcó que durante los 17 años de operación las rutas y los circuitos han sido establecidos en base a estudios sobre la demanda.

Como parte de ese proceso, la empresa pública tiene previsto comprar 40 unidades para integrarlas al servicio y abastecer la gran demanda de pasajeros.

El mantenimiento a las unidades y estaciones de pasajeros es una duda constante entre los usuarios: “En varias ocasiones me ha tocado ir en unidades que tienen una vibración constante, eso molesta a los usuarios”, comentó Leonardo Cadena, quien diariamente se traslada en el Trolebús.

Anualmente el Municipio de Quito invierte alrededor de 6 millones de dólares en el sistema de transporte. Las unidades reciben tres tipos de mantenimiento y se calcula que un solo articulado entra a mantenimiento cada 30 días.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: