El Parque Lineal, un espacio por recuperar

27 de septiembre de 2011 - 00:00

Las desoladas vías y la  advertencia de: “cuidado por si aparecían personas  poco deseables”, es la recepción que tienen los visitantes del Parque Lineal ubicado al sur de la ciudad, junto al río Machángara.

El lugar que era admirado, ahora se ha convertido en peligroso por la presencia de   asaltantes, roedores, deterioro de las instalaciones y limitada vigilancia. Incluso, un guardia advierte  a quienes llegan  que  “tengan  cuidado”.

Un equipo de este diario recorrió el sector para descubrir los atractivos que hay en la zona. Al arribo había cinco jóvenes que ingerían alcohol en las inmediaciones.

Los guardias José Sánchez y Armando Silero revelaron  los constantes atracos que sufren los visitantes y  el porqué la gente se cuida cuando llega aquí.

Así mismo fue evidente  el poco cuidado que tienen varios  juegos; además,  de que las  paredes están manchadas con grafitis.

Malos olores

Los malos olores plagaba el ambiente que era matizado con maleza por grandes espacios. “No recuerdo cuando fue inaugurado, pero los olores no han cambiado”, afirma un morador.

En la esquina sur está ubicado el barrio de la  Recoleta, desde donde  inicia el Parque Lineal, pasa por los barrios la Villaflora, el Calzado, Solanda, Santa Rita  y, finalmente, concluye en Quito sur.  A su paso hay basura y mucha maleza crecida.

Este parque   tiene una longitud aproximada de 22 km, que abarca las riberas, laderas y márgenes superiores del río Machángara. Aquí se han diseñado espacios de áreas verdes, deportivas, así como senderos para caminar, practicar ciclismo o descansar. Cuenta con seis tramos  reparados, pero en varios sectores hay pasamanos  oxidados.

Al cruzar el puente colgante se observa todo tipo de  basura en los alrededores del río.  A los lados se pueden ver las huellas de los constantes deslizamientos de tierra y piedras.

Carmen Arroyo  vive en el barrio  Solanda, quien afirma que desde hace un año dejó de ir al  parque con sus hijos. “La infraestructura está muy descuidada y también es inseguro”.

Desde hace dos años la administración fue transferida a la Empresa Pública de Saneamiento y Agua Potable (Epmaap). Según Xavier Vidal, director del Programa de Saneamiento Ambiental de la Epmaap,  el proyecto de recuperación del río Machángara está dividido. La parte de estudios ambientales y la recuperación de las laderas le corresponde a la Epmaap. El cuidado y administración del Parque Lineal es responsabilidad de la gerencia de Espacio Público.

Con respecto al cuidado, funcionarios de la Administración de Espacio Público informaron que se trabaja en un plan estratégico para mantener en buenas condiciones las instalaciones del parque. 120 personas trabajan en el cuidado de los parques de la zona sur. En un par de meses se verá la recuperación.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: