Proceso de transición de mando en el Municipio de la capital

El equipo de Rodas está conectado al gobierno DP

- 07 de marzo de 2014 - 00:00
Camila Lanusse (a la derecha), José Ordóñez y Alexandra Pérez (a la izquierda) son los miembros principales del equipo de transición del alcalde electo de Quito Mauricio Rodas. Foto: John Guevara | El Telégrafo

Proceso de transición de mando en el Municipio de la capital

Paulatinamente se empieza a configurar el equipo de trabajo que asesoró en la candidatura de Mauricio Rodas a la Alcaldía de Quito y que -al parecer- lo acompañarían en su gestión al frente del Cabildo.

Hasta el momento tres nombres se revelaron durante la reunión que mantuvieron con el alcalde saliente Augusto Barrera para iniciar la transición: José Ordóñez, a quien Rodas se refirió como experto en urbanismo; Alexandra Pérez, descrita como especialista en administración pública; y Camila Lanusse, catalogada como una conocedora de administración para el desarrollo.

Rodas los presentó como una combinación de la juventud y la experiencia que primará en su administración.

Dos de ellos  tienen, en efecto, experiencia en la política y el servicio estatal. En el caso de Ordóñez, por ejemplo, fue designado director de la Junta Nacional de la Vivienda (JNV), antecesora del actual Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda (Miduvi), por el presidente Jaime Roldós Aguilera en 1980.

A la muerte de este en un confuso accidente aéreo, ocurrido en Loja en 1981, el líder de la desaparecida Democracia Popular (DP) y entonces presidente de la República subrogante, Osvaldo Hurtado Larrea,   mantuvo a Ordóñez en el cargo hasta finaliza su período en 1984.

Su relación con dicho partido político se renovaría 13 años más tarde, cuando integró el equipo de trabajo del entonces alcalde quiteño Jamil Mahuad Witt, también democratacristiano.

El futuro alcalde de Quito presentó a su equipo de transición el miércoles pasado en la Municipalidad.


Rodas los describió como un ejemplo de la gente que lo acompañará en su administración.
Mahuad dejó su función para postularse como Jefe de Estado, cargo que obtuvo convirtiéndose en el protagonista de la mayor crisis económica vivida por Ecuador en la historia, a raíz del feriado bancario de 1999 y la dolarización de 2000. Estos hechos desembocaron en su salida del poder debido a la presión popular en las calles de Quito.

Adicionalmente, el asesor de Rodas se ha desempeñado como decano de la facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad Central del Ecuador -en donde obtuvo su título profesional- y como presidente del Colegio de Arquitectos del Ecuador.

En el caso de Alexandra Pérez, su colaboración más notoria en la función pública fue durante la década pasada cuando participó con el régimen de Alfredo Palacio, primero vicepresidente y luego sucesor del exmilitar devenido en político Lucio Gutiérrez, tras ser derrocado a consecuencia de fuertes manifestaciones de la gente en su contra.

Pérez se desempeñó como titular del entonces Consejo Nacional  de Modernización (Conam) desde 2005, convertido durante la actual administración en la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo (Senplades).

Al posesionarse, aseguró que durante su gestión se enfatizaría en la reestructuración del Estado, la recuperación de la imagen y la gestión del Consejo y una reingeniería de la entidad estatal.

Sin embargo, en esa función plantearía la modernización del Registro Civil y de la cédula de ciudadanía. Pero dichas acciones solo llegarían a concretarse en el actual régimen de la Revolución Ciudadana.

Adicionalmente, participó en el accidentado proceso para la realización de una consulta popular, propuesta por Palacio y que terminó por materializarse el 26 de noviembre de 2006. No sin que antes, el entonces Jefe de Estado debiera enviar más de 5 veces y le fueran rechazadas propuestas de preguntas al pueblo, en unas ocasiones al Congreso Nacional (hoy Asamblea Nacional) y en otras al Tribunal Supremo Electoral (hoy Consejo Nacional Electoral).

En octubre de aquel año, en declaraciones al portal Ecuadorinmediato.com, la funcionaria reconoció que durante este proceso había pensando en renunciar varias veces porque el Conam no era tomado en cuenta para la elaboración del banco de cuestiones que fueron planteadas a los ciudadanos.

Relacionista de Chevron

Por su parte, Camila Lanusse muestra un  historial de trabajo en el que destaca la asesoría brindada a varias empresas transnacionales; entre ellas, la petrolera estadounidense Chevron, que actualmente intenta evadir en Estados Unidos, el pago de una indemnización (9.500 millones de dólares) establecida por la justicia ecuatoriana debido a los efectos causados por su subsidiaria Texaco en la Amazonía de nuestro país.

En su perfil profesional descrito en la red social Linkedin, Lanusse (argentina, según su página de Facebook), acredita haber implementado estrategias de comunicación y manejo de crisis para Chevron Corporation, Bellsouth – Telefónica Movistar, SGS, Cotecna, entre mayo de 2003 y mayo de 2007.

Estas labores desempeñó en el área de comunicación de la consultora BO Asociados Quantum, uno de cuyos principales (y de allí la denominación) es Benjamín Ortiz Brennan. Este último fue director de diario Hoy y canciller durante la administración del depuesto democratacristiano Jamil Mahuad.

La integrante del equipo de transición del futuro alcalde quiteño también exhibe como credencial laboral el haber trabajado para el estadounidense Centro Carter, como coordinadora del Programa Ecuador, entre mayo de 2008 y agosto de 2011. Como tal, coordinó la formación del Grupo Regional de Diálogo sobre Reformas a la Política Antinarcóticos.

LOS JUICIOS QUE RETRASAN LA RUTA VIVA

La revelación la hizo el actual alcalde de Quito, Augusto Barrera, durante el debate que mantuvo con Mauricio Rodas en radio Visión el 14 de febrero pasado.

Pedro Freire López, principal candidato por la circunscripción urbana centro (2) de la alianza Suma-Vive  que preside su contendiente político, es el abogado de la mayor cantidad de juicios contra el Municipio por la construcción de la Ruta de Conexión de los Valles (Ruta Viva).

Se trata de demandas interpuestas por personas que buscan impedir  el uso de sus predios o exigen valores superiores a los establecidos en la ley por la desapropiación para la edificación de la arteria, que facilitará la conectividad entre Quito y el valle de Tumbaco; especialmente con el nuevo aeropuerto capitalino.

Aquel día ante la acusación de Rodas sobre la supuesta lentitud en el proceso constructivo de la Ruta Viva, Barrera respondió con la información y argumentó que la existencia de dichos procedimientos judiciales era la razón principal de que no se pudiera avanzar con mayor celeridad en los trabajos.

Como contrapartida, el futuro titular del Concejo Metropolitano ha afirmado en reiteradas ocasiones que las acciones de

Freire son realizadas a título personal y que aunque Freire fuese elegido, no permitirá que ese tipo de nexos interfieran con su administración.

LAS CUENTAS TRIBUTARIAS BAJO ANÁLISIS

A pesar de que el futuro alcalde de Quito lo negó, la presencia de Antonio Ricaurte en su campaña se convirtió en incómoda. Ricaurte encabezó la lista de aspirantes a concejales por la circunscripción urbana norte (1) de la alianza Suma-Vive.

Esto luego de que 5 aspirantes a ediles por el movimiento Alianza PAIS entregaran el 14 de enero pasado información al Servicio de Rentas Internas (SRI) que denotaba presuntas inconsistencias en las declaraciones tributarias del partidario de Rodas.

Aquello porque mientras Ricaurte no pagó el Impuesto a la Renta (IR) en 2009 y 2010, declarando ingresos inferiores a la base mínima imponible, para 2011 sacó del Ecuador 505 mil dólares a través de cuentas bancarias suyas.

El principal del partido Vive, ha dicho al respecto que los cerca de 500 mil dólares fueron un préstamo realizado por amigos para un negocio frustrado en la Bolsa de Nueva York.

La mayor parte de los fondos (406 mil dólares) los habría provisto el argentino-ecuatoriano Roberto Damone, empresario que ha sido señalado como su principal proveedor de recursos electorales. Otros 85 mil dólares se los habrían prestado Julio Ruales Barreiro e Isaac Álvarez Granda.

En ese marco, el SRI envió la información a la Unidad de Análisis Financiero (UAF) puesto que Ruales no pagó ni un solo centavo de IR entre 2006 y 2012, lo que mostraría inconsistencias.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: