Programa de limpieza de los cauces naturales que atraviesan el distrito

Concluyeron los estudios para la planta de tratamiento de agua de El Beaterio

- 16 de noviembre de 2014 - 00:00

Programa de limpieza de los cauces naturales que atraviesan el distrito

Recuperar los ríos que atraviesan el área urbana de la capital es una de las tareas que se ha fijado el Municipio.

Para ello, el Cabildo, a través de la Empresa Metropolitana de Agua Potable y Saneamiento (EPMAPS), ejecuta el proyecto de Tratamiento de Aguas Residuales, que consiste en la construcción de 20 plantas destinadas para ese fin.

Desde diciembre de 2013, se construye la primera de ellas en el sector de Quitumbe (sur), la cual es considerada la primera etapa del proyecto. La obra tiene un avance del 30%, aproximadamente.

El costo de la planta es de $ 12,3 millones y tratará 100 litros de agua por segundo. Se prevé que esté terminada en el segundo semestre del próximo año.

El proyecto contempla, asimismo, la construcción de una planta en el sector de El Beaterio, también al sur. Los estudios de factibilidad de esta planta ya están listos, pero la EPMAPS aún requiere gestionar los recursos para su ejecución.

Se estima que el costo de esta planta sea de $ 28 millones aproximadamente y será de mayor capacidad que la anterior, pues trataría 340 litros de agua por segundo.

De igual manera, culminó el estudio de la planta que purificará el agua de las vertientes del Valle de los Chillos y de las parroquias nororientales.

Los desechos de origen doméstico generan el 80% de la contaminación del agua de los ríos y quebradas de la capital, mientras que el 20% es de origen industrial. Con la implementación de las plantas, el agua de la ciudad tendrá un nivel de purificación del 80%.

“Desde hace 25 años, aproximadamente, el agua natural de la ciudad empezó a contaminarse severamente, pues el plan maestro de agua potable y alcantarillado que se realizó en los años 70, no determinó un sistema de tratamiento. Se suponía, entonces, que los ríos se autodepuraban por el movimiento del agua. Pero ya en los 80, los ríos de la capital perdieron esa capacidad”, comentó Javier Vidal, funcionario de la EPMAPS.

Las plantas descontaminarán los 4 ríos principales de Quito: el Machángara, el San Pedro, el Monjas y el Guayllabamba los cuales recorren aproximadamente 42 kilómetros de la capital.

En la segunda etapa, entre 2016 y 2018, se completarán las obras de intersección en los cantones vecinos (Mejía y Rumiñahui), consistentes en túneles que conducirán el agua residual hasta las plantas; además, se implementarán sistemas de bombeo y se construirán 20 plantas independientes en las parroquias rurales.

Luego se prevé edificar una gran estructura en el sector de Vindobona (norte de la ciudad) con un horizonte de diseño al año 2025.

El organismo está buscando financiamiento para la edificación de las otras plantas, pues el monto total del proyecto se acerca a los $ 300 millones.

Hace pocos meses arrancó el estudio del componente 3, que es la planta de Vindovona, que se construiría en la parroquia San Antonio de Pichincha.

Esta costaría alrededor de $ 200 millones, fondos que aún no están financiados. Esta planta beneficiará a 2 millones de personas y tendrá la capacidad de tratar alrededor de 7.500 litros de líquido por segundo.

Los estudios de esta planta requieren $ 9’190.654, el Instituto Nacional de Preinversiones (INP) aportará $ 7’697.111.

El monto del proyecto en total alcanza los $ 600 millones. Del hallazgo de los recursos dependerá el tiempo en que demore la construcción de las 20 plantas.

“Estamos a tiempo de buscar el dinero para construir las plantas. No deberíamos dejar que pase más tiempo (...). En realidad, no hay otro tipo de tecnología o alternativa que limpie el agua de los ríos, pero necesitamos que la ciudadanía colabore con la limpieza de los cauces, pues muchas veces se cree que las quebradas son lugares de desechos”, dijo Vidal, ingeniero de la EPMAPS.

El proyecto fue concebido por la administración municipal de Augusto Barrera, en el marco del programa de descontaminación de 30 quebradas que atraviesan la ciudad.

Con la construcción de las 20 plantas de tratamiento de agua residual se completará el manejo integral del ciclo del agua que utiliza el Distrito desde su origen hasta su tratamiento, garantizando su calidad y abastecimiento.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: