Los biarticulados le cargan su 'celu' mientras se dirige a la oficina

- 16 de mayo de 2018 - 10:19
Los usuarios de los biarticulados pueden cargar sus dispositivos de forma gratuita.
Foto: John Guevara / EL TELÉGRAFO

Las unidades de los biarticulados, en Quito, ofrecen ahora un servicio adicional al de la transportación: cargar los teléfonos celulares mientras se traslada a su destino.

Esta propuesta es una alternativa para las personas cuyos dispositivos se quedan sin batería en mitad del camino. Ya no será necesario llevar consigo un cargador. Si su móvil le alerta de que el nivel de carga está bajo, usted puede acercarse a puntos específicos gratuitos de carga.

Los puntos de carga en el biarticulado están: atrás del conductor en el costado izquierdo; a la altura de la segunda puerta del colectivo al lado derecho; y en la penúltima salida, también a la derecha.

Cada puerto USB tiene aproximadamente 15 centímetros de diámetro, se encuentra en relieve negro, por lo que será de fácil localización. Su uso es el mismo como cuando usted inserta un dispositivo flash memory o carga su celular en la computadora.

Según la Empresa Metropolitana de Transporte en Quito, hay 80 unidades de biarticulados que fueron adquiridos en 2016 y vinieron con esta modalidad.

Los buses biarticulados son marca Volvo V340 M, cuentan con tres vagones y tienen una capacidad para 250 pasajeros. El planteamiento de los puertos de carga forman parte de una demanda de los usuarios, que requieren mantenerse conectados a través de redes sociales, que las revisan en sus aparatos móviles.

Janeth Espinosa es coordinadora de un call center , a la altura de la Y, en la avenida de La Prensa (norte de Quito). La joven toma un bus cerca del Banco Central para trasladarse a su sitio de trabajo.

La ciudadana contó que le parece una buena solución, porque algunas veces ha salido de su casa sin cargar su teléfono. Opinó que deberían instalarse más puntos de carga, porque a las 'horas pico' (entre las 07:00 y las 09:00) la gente está ocupada. "A veces me ganan y ya no puedo cargar", mencionó.

Santiago Romo, comunicador social, también es usuario de estas unidades de transporte. El ciudadano vive en el sector de La Villaflora (sur). Su trayecto a su destino demora alrededor de 45 minutos, tiempo que también lo aprovecha para cargar su dispositivo móvil.

"Casi todos los días uso y aprovecho las instalaciones USB para seguir trabajando; la carga es rápida", expresó. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: