150 viviendas de San Diego serán regeneradas

07 de junio de 2012 - 00:00

Desde 30 mil dólares costarán las viviendas patrimoniales que se reconstruirán en el Centro Histórico. El Instituto Metropolitano de Patrimonio está a cargo del proyecto de rehabilitación de las edificaciones antiguas que aún se conservan en el sector. Según la directora de Proyectos Especiales de la institución, Kattia Acosta, se construirán 702 viviendas en la primera fase del proyecto.

El Plan de Vivienda para el Centro Histórico tiene como objetivo fortalecer e impulsar su carácter residencial. También mejorar el entorno de los barrios tradicionales, proponiendo soluciones habitacionales formales y así atender el déficit de vivienda existente en la ciudad. También se pretende recuperar el espacio público y permitir así que los nuevos y actuales moradores se conviertan en parte activa del patrimonio histórico.

Las casas patrimoniales que están deterioradas serán reestructuradas en conjuntos habitacionales. La primera fase del proyecto contempla a los barrios San Diego, San Sebastián y 24 de Mayo.

La característica principal de estas viviendas será que contarán con patios integradores ubicados  en el centro de los conjuntos habitacionales, los mismos que tendrán pileta o espacios verdes. Acosta aseguró que la intención es “fomentar la comunicación y amistad entre los vecinos, recuperando el sentido de identidad barrial”.

También contarán con espacios para parqueaderos y locales comerciales. La intención es que el Centro Histórico vuelva a ser habitado y comercial. Inclusive tendrán equipamientos comunales, áreas recreativas y de servicio complementarios a las viviendas. Asimismo, el acceso a los barrios será restringido en ciertos horarios.  

En San Diego  49 -de las 150  viviendas- estarán listas en 2013. En primer lugar, se reconstruirán las casas asentadas en  ambos lados del túnel que lleva el mismo nombre y en la calle Chimborazo.

Las viviendas serán de distintos tamaños y tendrán de uno a tres dormitorios, sala, comedor, cocina y baño. El precio irá desde los 30 mil dólares, dependiendo del tamaño, aclaró Acosta.

El proyecto de San Diego tiene una inversión de 6 millones de dólares. Para la reconstrucción de las viviendas los primeros beneficiados fueron los propietarios de las casas, quienes aceptaron la inversión. En otros proyectos, los dueños no aceptaron los cambios y decidieron vender la propiedad al Municipio. Otros, en cambio, aceptaron una  vivienda en otro sector como parte de pago.

En el barrio La Victoria, el proyecto “Portal de la 24 de Mayo” dispondrá de 169 viviendas. Y en  San Sebastián serán 381 viviendas.

Las 3.000 viviendas que se planea construir en la zona estarán listas en unos 5 años, dependiendo del aporte  privado, ya que el proyecto contará con inversión mixta. En total, el monto es de 32 millones de dólares, aproximadamente.

La segunda etapa se realizará en los barrios San Juan y La Loma; la tercera en San Marcos y La Tola, y la última en  La Alameda y San Blas.

Los barrios elegidos para la reconstrucción de las viviendas son aquellos que están siendo afectados por la  inseguridad, como por ejemplo La Victoria, y los que de a poco están siendo deshabitados como San Diego, explicó Acosta.

Según Helmer Flores, presidente de la Cámara de la Construcción de Quito, el proyecto tiene gran potencial y estima que no tardará en llegar la inversión privada, pero cree que el Municipio debe precisar los  beneficios que habrá para el Centro Histórico. Y explicó que los costos de reconstrucción suelen ser más altos que los de una construcción (cuando se empieza desde los cimientos).

A su criterio, las viviendas en el Centro Histórico necesitaban ser atendidas  ya que no son “amigables para habitar” y señaló que algunas tienen oscuros pasajes y bodegas. “Es un buen proyecto que hay que seguir mejorándolo para  obtener inversión privada”, anotó.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: