Los odiadores de Osorio comienzan a subirse a la camioneta del triunfo

- 18 de junio de 2018 - 00:00

Para miles de mexicanos, su selección ya había perdido el Mundial sin jugarlo. Aparte de no confiar en el entrenador, la supuesta juerga de ocho futbolistas era el inicio de la debacle en Rusia.

Sin embargo, el combinado dirigido por uno de los mejores entrenadores sudamericanos, con una preparación envidiable en EE.UU. e Inglaterra, remó fuerte en el debut contra nada más y nada menos que el campeón vigente.

Y dio el primer batacazo que generó el festejo de los siempre optimistas -y también de los pesimistas- que se mantienen atentos para subirse a la camioneta del triunfo. Fuera del país azteca, pocos creían que el cuadro de Osorio, odiado por aquella goleada que le propinó Chile en la Copa América, superaría a Alemania.

Ojalá que la victoria mexicana no se quede en una simple sorpresa y sea solo una muestra de lo que nos pueda mostrar en este Mundial en el que las apuestas señalan que Alemania, Brasil y España son los principales candidatos.

México logró en la primera fecha, al igual que Uruguay, lo que esperábamos de Argentina, Costa Rica y Perú, que lamentablemente no obtuvieron los resultados anhelados. La Albiceleste fue más de lo mismo, no convence. Es Messi, tal vez Agüero, y nada más.

Las otras dos cayeron por no aprovechar las ocasiones de gol que generaron. Que este sea un Mundial con campeón americano. Y si no es así, al menos que España o Portugal festejen al final. (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: