La LOES debía revisarse

- 24 de mayo de 2019 - 00:00

En los años de gobierno del presidente Lenín Moreno, lo más importante, en mi opinión, es que la Ley Orgánica de Educación Superior (LOES) pasó a un proceso de revisión importante, porque ciertos parámetros y preceptos que estaban en la LOES original, que fue en 2010, ya necesitaban ser revisados con urgencia. Y efectivamente ese proceso se realizó (a través de la Asamblea).

De lo más importante que rescatamos en la ley es que se ha dado una prórroga adicional para el proceso de formación doctoral a nivel de los docentes de las universidades, porque en la LOES original se daba 7 años, de 2010 a 2017, para que todos los docentes de las universidades tengan su grado de PhD, y eso era muy poco tiempo.Eso se revisó y se dio otra prórroga adicional con las reformas hechas a la LOES, que es algo positivo de este Gobierno.

Nosotros, como Universidad Católica de Guayaquil, estamos desde 2013-2014 empeñados en un programa serio de formación doctoral de nuestros docentes y en los 3 y 4 años que han transcurrido ya tenemos en la planta docente 80 PhD registrados y 280 en formación doctoral. Antes apenas teníamos de 5 a 6 PhD.

Entonces, vemos como algo positivo estas reformas que se hicieron a la ley, que hizo que los docentes se interesen en obtener su grado doctoral.

Otra cosa positiva es que se inició un proceso muy serio y formal de lo que es la evaluación para efecto de acreditación del sistema de universidades ecuatorianas. Eso lo tendremos próximamente. Hemos platicado en reuniones con el Caces (Consejo de Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior), que es el nuevo organismo que se encarga de la evaluación y acreditación de universidades, y ya está definido un modelo (de gestión) que será aplicado a todas las universidades para la acreditación de estas entidades; es decir, se cambió del modelo de categorización.

En el Gobierno anterior teníamos las universidades categorizadas en A, B, C, D, tanto así que 14 universidades fueron eliminadas del sistema nacional.

Luego se entró a un plan de mejoramiento A, B,C y finalmente quedamos A y B. Eso cambiará, ahora se plantea que luego del proceso de evaluación solo queden universidades acreditadas y no acreditadas, y éstas entrarán en un plan para ser acreditadas en un tiempo determinado.

¿Qué falta por hacer? Algunas cosas, por ejemplo, falta decidir cuál es el rol del Estado en la educación en función de lo que es la parte económica, en donde tenemos muchas necesidades.

Otra cosa positiva es la apertura de universidades en la región amazónica del país, porque es un sector que no ha tenido acceso a la educación superior. Por ello, con la universidad que se abrirá, los habitantes de esa región antes tenían que salir a la Sierra o a la Costa a buscar oportunidades de una educación superior, ya podrán hacerlo allá mismo. (O)

Walter Mera
Vicerrector de Investigación de la Universidad Católica de Guayaquil

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: