113 años del Centro Católico de Obreros

- 14 de abril de 2019 - 00:00

En 1906 varios intelectuales católicos, como Manuel Sotomayor y Luna, Jacinto Jijón y Caamaño, Carlos Manuel Larrea y Mariano Suárez Veintimilla fundaron el Centro Católico de Obreros (CCO). La organización gremial, cuya sede queda junto a la capilla de El Robo, nació bajo los preceptos de la encíclica Rerum Novarum del papa León XIII, que llamó a los católicos a organizarse.

El mandato papal postuló la defensa de los derechos de los trabajadores y los empresarios por igual y una labor asociativa lejos de la política, frente a la embestida del capitalismo y la emergencia del comunismo. Pero en poco tiempo el CCO sentó las bases de las posteriores organizaciones obreras (como la CEDOC). En los archivos del CCO, los estudios sobre la historia obrera de Quito y la participación de los obreros católicos en las contiendas políticas de los primeros treinta años del siglo XX tienen una inestimable fuente de información que hasta hoy no ha merecido atención alguna para su preservación como bien patrimonial histórico.

El pasado 16 de marzo una nueva directiva de mujeres trabajadoras tomó juramento ante la advocación de San José (patrono del CCO), socios, invitados y delegados municipales. Estas lideresas vinculan su trabajo organizativo con los cabildos del Centro Histórico de Quito. Agrupaciones que luchan por el mejoramiento de la calidad de vida, la demanda de servicios al gobierno local y capacitación en el fomento de las identidades culturales, el arte y la acción ciudadana. Todo ello a favor de una visión del patrimonio cultural más humana y menos monumental.

Al presidir un gremio dirigido históricamente por hombres, Fabiola Montúfar, Fanny Medina, Digna Portilla, Rocío Aguilar, Martha Amagua, Myriam Cruz y Aurora Cañadas develan varias interrogantes sobre cómo se formulan en la actualidad los activismos populares: ¿desde dónde y cómo se construyen los liderazgos femeninos? ¿qué demandas políticas y sociales justificaron la creación del CCO en 1906 y a qué luchas se enfrentan hoy sus miembros? Ser mujer, trabajadora, católica y dirigente gremial popular en las primeras décadas del siglo XXI, ¿qué supone? (O) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: