El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Mié.27/Ene/2021

Mundo

Tendencias
Historias relacionadas

Plebiscito de Chile: un paso en ciernes

La dictadura de Pinochet, con el asesoramiento de un grupo de economistas que habían sido alumnos de Milton Friedman, impuso un modelo económico neoliberal.
05 de noviembre de 2020 08:31

El 11 de marzo de 1990, tras 17 años, Augusto Pinochet abandonó el Palacio de La Moneda. En el plebiscito de 1988, el 55% de los chilenos votó por el retorno a la democracia; sin embargo, la Constitución de 1980 diseñada por la dictadura militar así como sus instituciones, sus normas y sus valores perviven hasta nuestros días.

A más de las sistemáticas violaciones a los derechos humanos, la dictadura de Pinochet, con el asesoramiento de un grupo de economistas que habían sido alumnos de Milton Friedman, impuso un modelo económico neoliberal. José Piñera, entonces Ministro de Trabajo y Previsión Social; y, hermano del actual presidente de Chile, lideró la reforma laboral y previsional que flexibilizó el mercado de trabajo y privatizó la seguridad social.

El ¨milagro económico chileno¨ fracasó. Si bien es cierto que, en Suramérica, Chile tiene el mayor PIB per cápita, no es menos cierto que, según la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), es el segundo país más desigual. Tiene el más alto costo de la vida luego de Uruguay y el valor de su matrícula universitaria triplica a Italia y cuadruplica a España.

La crisis social precedió a la crisis política. En el último Latinobarómetro, el 74% de chilenos opinaba que estaban gobernados por unos cuantos poderosos que obraban en beneficio propio mientras que apenas el 8% consideraba que había una justa distribución de los ingresos, el 65% pensaba que la corrupción había aumentado y el 41% afirmaba que la democracia chilena tenía grandes problemas.

En octubre de 2019, a pretexto del alza de la tarifa del transporte público, inició un estallido social siendo una de sus principales reivindicaciones: una nueva Constitución. En el plebiscito del pasado 25 de octubre, cuatro de cada cinco chilenos aprobó la convocatoria a una Convención Constitucional.   

A 30 años del retorno a la democracia, Chile dio un nuevo paso significativo; no obstante, la elección de los 155 convencionales constituyentes que sería el próximo 11 de abril decidirá el alcance de la reforma constitucional y si enterrará, una vez por todas, el último vestigio de la dictadura militar. (O)

Analista Político por la Universidad Complutense de Madrid
@ACampanaRemache

Te recomendamos

Las más leídas