Más que mentiras

- 21 de julio de 2020 - 00:00

Red de Politólogas

La desinformación es un fenómeno mucho más sutil y evolucionado que la simple mentira, puesto que es mucho más difícil su identificación, análisis y desactivación. Aquí se presentan 3 verdades sobre las mentiras:

1) No son solo mentiras: Las noticias falsas o fake news suelen combinar otras tres nociones: la información errónea (mentiras), la desinformación (confusión) y el acoso (información maliciosa). Las fake news incluyen otras prácticas para confundir a quien lee de manera deliberada (por ejemplo, seleccionar imágenes o subtítulos de noticias que no coinciden con el titular) o para hacer daño a una persona, organización, grupo vulnerable o país a través de la difusión de mentiras (por ejemplo, campañas de acoso a una persona en concreto).

2) No son espontáneas: Para que una noticia falsa se viralice y se difunda a un ritmo exponencial se necesita de un repertorio de acciones diseñadas y un despliegue coordinado y dirigido. Este tipo de estrategia contiene una batería de técnicas de manipulación informativa: creación de cuentas falsas, repetición de mensajes claves previamente diseñados según una segmentación del público, creación de “pseudo-medios”, por nombrar algunas. Este tipo de acciones coordinadas buscan instalar una agenda propia dentro del ecosistema mediático.

3) No son inofensivas: Uno de los pilares de la democracia es la información libre y veraz porque permite a la ciudadanía decidir su voto con conocimiento de causa, influir en el proceso de definición de políticas públicas o defender sus derechos. El auge de la desinformación ataca al proceso de formación de una opinión pública de calidad y esto perjudica directamente a la participación y rol de la ciudadanía dentro de una democracia. 

¿Qué hacer?

Nos encontramos en un punto de inflexión en el campo de la información: Por un lado, los medios de comunicación tradicionales están atravesando un período de incertidumbre y, por otro, la búsqueda de información en los nuevos medios digitales (redes sociales) por parte de la ciudadanía está ganando terreno. Por lo tanto, urge la necesidad de educar a las audiencias para desarrollar un ojo crítico y así evitar la propagación de la desinformación. (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP