Valencia: Assange debe cumplir las normas dispuestas por Ecuador

- 14 de marzo de 2019 - 11:15
El fundador de Wikileaks, Julian Assange, se mantiene en la sede diplomática desde 2012.
Archivo / EL TELÉGRAFO

El fundador de Wikileaks, Julian Assange, debe cumplir rigurosamente con el reglamento de convivencia dispuesto por Ecuador y, sobre todo, abstenerse de emitir cualquier criterio sobre asuntos políticos.

Ese es el panorama que se presenta para el ciudadano australiano, luego de que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos ( CIDH) rechazara el pedido de medidas cautelares por parte de Assange, argumentando que sus derechos fueron violados en la embajada ecuatoriana de Londres (Reino Unido), donde vive en calidad de asilado desde junio de 2012.

La Procuraduría General del Estado emitió un comunicado confirmando que la CIDH determinó que el recurso “no cumplió con los requisitos de gravedad, urgencia y daño irreparable previstos en el reglamento de la CIDH”.

Esteban Santos, abogado internacionalista, advirtió que para que se pueda dar una medida cautelar a ese nivel tiene que haberse probado esos tres hechos, algo que la defensa de Assange no comprobó.

El especialista advirtió que el ciudadano extranjero apoyó su argumento aduciendo su nacionalidad ecuatoriana. No obstante, Assange no habla el idioma, nunca ha estado en Ecuador y pidió un asilo como australiano. "Está haciendo mal uso de su nacionalidad para tratar de tener un rédito final", expresó.

El anuncio de la CIDH generó una reacción inmediata por parte de las autoridades ecuatoriana. El canciller José Valencia, expresó públicamente que espera "que el caso del señor Assange se resuelva pronto". Señaló que no puede permanecer siete años al costo de un millón de dólares al año para el Estado ecuatoriano.

"Creemos que lo que tiene que hacer es tomar una decisión adecuada”, expresó ante medios de comunicación locales.

Santos cree que la decisión de la CIDH representa un "momento pleno" para que se de una salida a esta situación.

Recordó que anteriormente el asilo se amparaba bajo el argumento de que Assange podía ser deportado desde Reino Unido hacia Suecia, en donde era requerido por presunta violación y que sea extraditado a Estados Unidos, en donde se ejecuta la pena de muerte.

Santos recordó que en mayo de 2017, Fiscalía de Suecia decidió cerrar la causa y Reino Unido, se comprometió no deportar a Assange a un país donde exista la pena de muerte. "La motivación del asilo cambió. Por lo tanto tiene que confirmarse una hoja directa para poner fin a este longevo asilo", dijo el catedrático.

Ante ese panorama. Ecuador puede mantener el reglamento de convivencia que, entre otras cosas, regula las visitas y contempla otras reglas como es el cuidado de su gato. "Son normas de salubridad, son cosas que parecen tediosas pero son mínimas para tener una convivencia armónica", reiteró y advirtió que si no se cumple el reglamento, podría ser causal para la terminación del asilado.

Otra disposición que debe cumplir el australiano es abstenerse de emitir comentarios de índole político, algo que Assange no respetó en reiteradas ocasiones, especialmente en temas de Estados Unidos. "Tiene que cumplir estas normas mínimas de conducta por respeto al país que le ha otorgado el asilo y evidentemente a la luz de Derecho Internacional".

A través de la cuenta de Twitter de la Cancillería, el ministro Valencia reiteró que Assange debe cumplir las reglas, las cuales -dijo- se basan en normas internacionales, como la Convención de Viena. Y advirtió que "a futuro no se podrán repetir las malas conductas del señor Assange en la embajada del Ecuador". (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: