Activista Goyes insiste en que concurso de 2015 fue “mañoso”

- 08 de mayo de 2018 - 00:00
Antes de ingresar a rendir versión, Goyes dijo que Edwin Jarrín presentó documentos supuestamente falsos.
Foto: Marco Salgado / El Telégrafo

La Fiscalía inició una indagación previa luego de que el exmiembro del Consejo de Participación Ciudadana, Edwin Jarrín, envió un oficio para las investigaciones.

La activista Solanda Goyes insistió en que los concursos de oposición y méritos para elegir a los miembros del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS), en el 2015, fueron fraudulentos.

Estas declaraciones las efectuó en su comparecencia en la Fiscalía, donde indicó que fue denunciada por el exvicepresidente del CPCCS, Edwin Jarrín, por haber dicho que los concursos para escoger a los  integrantes de ese organismo “fueron mañosos”.

Comentó que el fiscal Fernando Guerrero la convocó y que por eso acudió a la diligencia en la que afirmó que la veeduría del proceso de ese entonces, convocado por el Consejo Nacional Electoral, (CNE), en su informe determinó que “hubo manipulación en el servidor que albergaba las preguntas”.

También que las calificaciones fueron hechas con favoritismo y se perjudicó a otros, por lo que solicitó al Fiscal que ordene “un peritaje para realizar las recalificación de los expedientes”.

Asimismo aseguró que Jarrín presentó documentos falsos, como un certificado supuestamente entregado por la Federación Cofán del Ecuador, en noviembre del 2008, en el que manifiestan el apoyo a la postulación de Jarrín, “es decir 6 años antes del concurso”.

Al respecto el exvicepresidente del CPCCS recalcó que esa impugnación fue presentada por 2 ciudadanos, la cual fue explicada y rechazada en su debido momento.

Goyes dijo que estas denuncias buscan únicamente debilitar a las personas que se opusieron radicalmente, “a la época de Rafael Correa y que ahora conocemos corrupta”.

La activista cree que a través de este tipo de procesos judiciales quieren conseguir alguna resolución, “que les permita a los miembros del CPCCS reclamar por el hecho de haber sido cesados”.

Además dijo que se pretende inducir a un peritaje o informe que diga “que no fueron mañosos para presentarlo en las acciones que están interponiendo en organismos internacionales”.

Recordó que el presidente del Consejo de Participación Ciudadana Transitorio (CPCCST), Julio César Trujillo, “ha dicho exactamente lo mismo, que los concursos realizados por la institucionalidad del correísmo fueron mañosos”.

La activista afirmó que estas acciones son parte de la persecución que ha sufrido desde hace 4 años, por su oposición a la corrupción.

Fausto Camacho, quien integró una de las veedurías ciudadanas en el año 2015, acompañó a Goyes en la Fiscalía y dijo que la activista lo que hizo fue recoger las irregularidades del concurso “en que resultó designado Jarrín porque fue mañoso y tenemos  las pruebas de ello”.

Camacho insistió en que Jarrín tiene que explicar por qué presentó, como parte de los documentos para su calificación, una petición verbal a una organización social para que le reconozca por labores realizadas, “eso es falta de ética y el CNE le dio puntos por eso”.

Solanda Goyes estuvo inmersa en otra polémica, en enero de 2015, cuando pidió al CNE que la principalice como vocal del organismo en lugar de a la actual vicepresidenta, Ana Marcela Paredes.

No obstante su petición fue rechazada porque al momento del reemplazo por la renuncia de un vocal de la entidad, Goyes no se había posesionado en la Asamblea como indica la ley.

Entonces Goyes dijo que eso era una mera formalidad, “no pueden hacer una posesión y validar un acto en el que dicen que soy cuarta suplente, ya que soy la primera suplente del concurso del 2014, por este motivo no me posesioné”, justificó, pero su explicación no fue aceptada.

Al momento la Fiscalía General se encuentra en proceso de indagación por la carta que le entregó el exconsejero Edwin Jarrín. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: