Simpatizantes de PAIS respaldan acción del gobierno en la Tribuna de los Shyris en Quito

20 de marzo de 2015 - 18:52
Los simpatizantes de PAIS señalaron que defenderán la democracia. Foto: Gabriela Castillo/ EL TELÉGRAFO

Con consignas como: "El pueblo lo dice y tiene razón, nos vamos con Correa hasta la reelección" más de 500 personas, entre ellas simpatizantes de PAIS, se tomaron esta noche la Tribuna de los Shyris, en Quito.

"Esta es una alerta para los pelucones, no quiero que regresen la sarta de ladrones", gritó con un altavoz Paco Velasco, quien junto a asambleístas como Fausto Cayambe y Ximena Ponce, así como Patricia Cervantes, presidenta de la comisión de organización social de PAIS, lideraron la llamada "vigilia por la Revolución Ciudadana".

Óscar Bonilla, secretario de acción políticas de PAIS, dijo que el encuentro es "epontáneo" y que se autoconvocaron a través de redes sociales. "Es para reiterar que la Tribuna de los Shyris es un espacio de manifestación ciudadana y no es un sitio para hacer proselitismo político".

Rechazó las provocaciones violentas del jueves que se realizaron en este lugar por sectores de la oposición. "Fue una provocación bastante obvia que las personas se pongan frente a la sede de PAIS a lanzar botellas y palos", dijo.

Bonilla señaló que los manifestantes del jueves solo llegaron al lugar "con la consigna de pelear y no de proponer ideas", pues reiteró que tuvieron una actitud beligerante. Recordó que esas formas de actuar no van a funcionar porque PAIS tiene "el respaldo de la ciudadanía y de todos los militantes de la organización".

De su lado, la asambleísta Ximena Ponce agregó que en la Asamblea sigue el tratamiento de leyes en favor de la ciudadanía como las normativas de Ordenamiento Territorial y la Ley de Tierras. Sobre las salvaguardias, enfatizó que "son necesarias" para la estabilidad económica del PAIS".

Las personas que se congregaron esta noche llegaron del centro-norte y sur de Quito. Hubo representantes de barrios como Chilibulo, La Mena 2, San Juan, San Roque, Calderón, entre otros.

María Alejandra Caluña llegó desde el sector de la Rumiñahui (norte de Quito), dijo que "se quedará hasta el final", porque afirmó que con la actual administración del presidente Rafael Correa "hay cambios", al contrario con las políticas malintencionadas de partidos como el MPD".