Gobierno de Colombia y ELN reinician diálogos en Quito con la meta de reducir la violencia

16 de mayo 11:45

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, se reunió este martes con las delegaciones del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y del Gobierno de Colombia, previo al inicio de la segunda fase de los diálogos de paz. 

"Este paso tan valiente hacia la paz, dado por Juan Manuel Santos, es la mejor noticia de las últimas décadas en nuestra América", apuntó el Jefe de Estado.

"Mucha suerte en esta misión tan importante. Algunas veces se necesita mucha más valentía para la paz que para la guerra", añadió. 

Al ingresar a la casa presidencial, Pablo Beltrán, jefe de la delegación del ELN, expresó su deseo de que se produzcan los primeros acuerdos de carácter humanitario.

"Ojalá podamos pactar un cese bilateral que acompañe estas conversaciones desde el inicio, no al final", dijo a periodistas.

El líder rebelde enfatizó que el ELN busca "de verdad" pactar un alto al fuego recíproco. "De eso se trata, para eso venimos a estas conversaciones", apuntó.

Juan Camilo Restrepo, jefe del equipo negociador gubernamental, agradeció al presidente Correa por el apoyo. Extendió su agradecimiento al mandatario electo, Lenín Moreno, por la apertura a que las conversaciones continúen. 

Restrepo manifestó el anhelo del gobierno colombiano de "proseguir" los esfuerzos para lograr la paz, cuyas negociaciones se desarrollan sin una tregua con el ELN.

"Llegamos a este segundo ciclo con el ánimo y la decisión de lograr acuerdos concretos de desescalamiento (de la violencia) y de protección de la población civil a la luz del Derecho Internacional Humanitario", indicó la delegación gubernamental en un comunicado.

Por su parte, el canciller Guillaume Long subrayó que Ecuador ha pedido ser la sede permanente de las conversaciones entre las delegaciones. 

Juan Manuel Santos, presidente de Colombia, decidido a alcanzar la "paz completa"  tras sellar en noviembre pasado un histórico pacto con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), principal y más antigua guerrilla del continente, saludó en Twitter la reanudación de las conversaciones y agradeció el apoyo de Correa.

Lenín Moreno, que asumirá el próximo 24 de mayo, dijo días atrás: "Hemos ratificado que el Ecuador sea la sede permanente de los diálogos de paz. Lo seguiremos siendo hasta que el objetivo se consiga".

La fase pública de negociaciones, de las que Ecuador es garante junto con Brasil, Cuba, Chile, Noruega y Venezuela, se instaló el 8 de febrero en Quito, luego de casi cuatro años de contactos confidenciales.

La segunda ronda -que debía iniciar el 3 de mayo- arrancó con el desayuno con Correa y continuará este miércoles en una antigua hacienda jesuita en Sangolquí, en las afueras de Quito.

En la rueda inicial, que concluyó el 6 de abril, las dos delegaciones pactaron impulsar un plan piloto de desminado humanitario.

El cruento conflicto armado colombiano ha dejado 220.000 muertos, 60.000 desparecidos y 6,9 millones de desplazados. (I)