Guía

El empleador debe proveer de equipos de protección y estabilidad laboral

- 15 de abril de 2020 - 00:00

El Comité de Protección de Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) realiza una serie de recomendaciones para los profesionales de la comunicación que deben cubrir emergencias sanitarias por pandemias.

Entre estas consta: contar con buena salud. Si presenta algún cuadro de salud deteriorada, no acuda a la cobertura.

Valorar la percepción de riesgo. Desarrollar la habilidad de detectar, identificar y reaccionar ante una situación de riesgo. Evitar el contacto cercano con cualquier persona que presente síntomas de enfermedades respiratorias, como tos y estornudos.

No ponga su mano sobre la boca y la nariz al toser y estornudar, utilice pañuelos desechables. Lávese las manos regularmente con agua y jabón. Use toallitas o gel antibacterial si no hay agua y jabón. Siempre asegúrese de lavarse bien las manos con agua y jabón antes, durante y después de abandonar un área afectada.

Use guantes protectores si trabaja o visita un sitio infectado, como un centro de tratamiento médico. También puede ser necesario otro equipo médico de protección personal, como un traje enterizo y una máscara facial completa.

Nunca coloque su equipo en el piso. Descontamine siempre el equipo con toallitas antimicrobianas de acción rápida, seguido de una desinfección completa.

Controle su salud personal (incluyendo su salud mental) después de abandonar un área afectada, como hospitales, zonas de aislamiento, mercados, etc.

Busque atención médica si desarrolla síntomas respiratorios dentro de los 14 días posteriores a su regreso o contacto con sospechosos, informando al servicio de salud.

Comunique a su empleador y equipo administrativo algún cambio en su sistema respiratorio.

En cuanto a la responsabilidad de los medios de comunicación, el Consejo de Comunicación indica que las situaciones de la emergencia sanitaria constituyen contextos en los que la participación de todos en acciones de prevención y protección es vital, y frente a la necesidad de protección del trabajo periodístico en las especificidades de una actividad que, por su naturaleza no permite cumplir con las condiciones de aislamiento social establecido por las autoridades, se insta: A los propietarios, representantes legales y directores de los medios de comunicación a hacer una valoración del riesgo que corren los periodistas que cubren la fuente de salud. Dotar del equipo de protección personal y garantizar la estabilidad. (I)

Medios Públicos EP