Para Kaplan no existe el daño ambiental de Chevron

29 de noviembre de 2013 - 00:00

Lewis Kaplan, juez de la Corte Federal del Distrito Sur de Nueva York, dentro del juicio RICO que sigue Chevron en contra de los afectados y sus abogados, desechó o invalidó  el aspecto de fondo, que es el daño ambiental causado por  esa transnacional en alrededor de  5 millones de hectáreas del nororiente amazónico, en donde -según estudios- se derramaron 16,8 millones de galones de petróleo en el ecosistema, 18,5 mil millones de galones de aguas tóxicas en los suelos y ríos, y fueron quemados al aire 235 mil millones de pies cúbicos de gas.

Aquello los dejó en “indefensión”, reveló a EL TELÉGRAFO Pablo Fajardo, abogado ecuatoriano de los 30 mil afectados por la explotación antitécnica de petróleo por parte de Texaco-Chevron, así como la falta de remediación. Eso afectó la flora, fauna, aire, agua y la salud humana de los miembros de cinco  nacionalidades indígenas: Cofán, Siona, Secoya, Waorani y Kichwa, así como  a campesinos de Orellana y Sucumbíos, a quienes ahora  trata como “criminales extorsionadores” en el juicio de Nueva York.

El juicio bajo la Ley RICO ((Racketeer Influenced and Corrupt Organizations Act) empezó el 15 de octubre pasado y la fase de audiencias y alegatos de las partes concluyó el martes pasado, por lo que ahora solo se espera el fallo del juez, el cual, según los afectados, temen que sea en contra debido al “favoritismo” de Kaplan hacia la multinacional petrolera.

Tras la culminación de la etapa de audiencias del juicio RICO, el pasado martes, en el que los afectados de la Amazonía han sido demandados por Chevron en la Corte  de Nueva York, ¿judicialmente qué viene ahora?
Terminó todo lo concerniente a las audiencias y alegatos. Lo que viene ahora son algunos alegatos por escrito de las partes, respuestas a esos alegatos y de allí a esperar la sentencia del juez.

En términos o plazos legales, ¿hasta cuándo tendría el juez Lewis Kaplan para pronunciarse?
Esperamos que haya un fallo en enero (2014).

¿Qué les parece a ustedes, como abogados de los afectados, que Kaplan invalidó declaraciones de Steven Donziger, el abogado estadounidense de los amazónicos  dentro del juicio RICO?
Kaplan sacó algunas partes importantes de lo dicho por Steven Donziger en el tema de los daños ambientales. Aceptó objeciones de  Chevron, como por ejemplo que no se tome en cuenta el testimonio de Humberto Piaguaje, líder de los indígenas y campesinos afectados, quien testificó sobre los daños a la naturaleza, a los pueblos indígenas y la forma en que son los mismos afectados quienes reclaman y deciden en los juicios. Chevron objetó las afirmaciones de Piaguaje, que son reales, lo cual fue aceptado por el juez Kaplan sin ningún problema. O sea, se nos limitó (a abogados de los afectados amazónicos), de una manera exagerada en la defensa nuestra.

¿Según usted, eso querría decir que los limitó en cuestiones de fondo para hacer una buena defensa dentro de este juicio, al no tomar en cuenta o invalidar testimonios y datos respecto al daño ambiental?
Por supuesto, porque la cuestión de fondo es el daño ambiental que causó esa transnacional. Hay que tomar en cuenta que si  hay daño, no hay fraude (en el  juicio ventilado en la Corte de Lago Agrio, que condenó a Chevron a pagar $ 9.500 millones de indemnización). Para que haya fraude o delito nuestro (como argumenta la petrolera), significaría que no hubo daño ambiental, pero el daño está allí y Kaplan se niega a aceptar o tomar en cuenta este tipo de cosas.

¿Qué se pretende con todo eso, hacia dónde se dirigiría la estrategia legal de Chevron para ganar el juicio en Nueva York?
Para que el caso RICO se pueda ejecutar dentro de esa ley, se necesita que el principal delincuente o artífice sea un estadounidense y por ello todo lo dirigen a culpar al abogado Steven Donziger, para hacer creer que los afectados, como si fueran una organización mafiosa o delictiva, trabajan para él, cuando es todo lo contrario: Donziger trabaja, como abogado, para miles de indígenas y colonos de la Amazonía.

Por eso Chevron creó a un aparente monstruo llamado Donziger, quien  ha sido víctima de los ataques de la compañía, sin tomar en cuenta que quienes gobiernan en este caso  (juicio) son los campesinos e indígenas organizados en la Unión de Afectados por Texaco-Chevron. Sin embargo, cuando Piaguaje va a declarar y dice que no es así y que más bien Donziger y el equipo de abogados trabajamos para los afectados, entonces Kaplan no permite esas declaraciones.

¿Por qué esa actitud del juez?
Es muy malo lo decidido por Kaplan, porque queda bajo la teoría de que Donziger es quien hace todo, cuando eso no es así. Aquí hay una actitud muy nefasta de parte del juez, quien nos dejó prácticamente en indefensión (situación procesal en donde una de las partes se ve limitada o despojada por el órgano jurisdiccional, de los medios de defensa que le corresponden). Con él no tenemos ninguna esperanza; por ello en enero, una vez que dicte sentencia, iremos a la apelación ante una corte superior, en  donde esperamos ser tratados con mayor justicia y equidad.

¿Qué le parece lo dicho el martes pasado por Randy Mastro, abogado de Chevron, de que Ecuador usó medios fraudulentos para ganar en el juicio en la Corte de Lago Agrio (Sucumbíos)?
En primer lugar, Randy Mastro es un abogado cuyo bufete ha cobrado hasta ahora más de $ 100 millones procedentes de Chevron en estos últimos años, para que ataque a los demandantes y al juicio en contra del Estado ecuatoriano (ante el Tribunal Arbitral de La Haya).

En segundo lugar hay que destacar, sin embargo, que pese a pagar semejante suma de dinero, no tienen una sola prueba, pues lo único que tienen es el testimonio del exjuez (ecuatoriano) Alberto Guerra, quien fue sobornado por Chevron, y que, justamente, ese bufete es el que hace todo para sobornar personas para que actúen a favor de la transnacional y luego construir su propia teoría.

En tercer lugar, digo yo a Chevron, demuéstrenos legalmente la prueba de que ellos (testigos sobornados) son sus argumentos, pero no, no existen como tal. Además, en el caso del juicio que perdieron en la Corte de Nueva Loja, hay que recordar que Chevron mismo fue el que escogió litigar ante  las cortes ecuatorianas, a las cuales ahora critica y difama.

¿Qué criterio le merece que cuando habla alguien de Chevron, sea abogado o funcionario, los medios de comunicación privados, sean locales o internacionales, enseguida lo recogen y dan grandes espacios, cosa que no ocurre cuando hablan los ecuatorianos afectados por la contaminación o sus abogados?
En cuanto a la cobertura que le dan algunos medios de comunicación cuando se trata de que dice algo algún vocero de Chevron, es una lástima que se hagan eco de ese tipo de falacias, que no hacen más que afectar la imagen de un país soberano como es Ecuador.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto: