Ministro de Defensa verificó la capacidad de la Armada

- 10 de junio de 2018 - 00:00
Oswaldo Jarrín, ministro de Defensa, estuvo en la Base Naval Sur y en Astilleros Navales.
Lylibeth Coloma / et

Aunque no mencionó cifras, señaló que la inversión preocupa tanto en lo que respecta a guardacostas, pero más con la Fuerza Naval para la vigilancia y control del mar territorial.

El ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín, visitó ayer la Base Naval Sur, en Guayaquil, donde verificó la capacidad de la Fuerza Naval para el cumplimiento de su trabajo.

Entre otros temas mencionó la protección del mar territorial de la Zona Económica Exclusiva, especialmente, por la  presencia de los buques chinos en la proximidad de las costas y del área de Zona Económica de Galápagos, en el nororiente de las islas, precisó.

“Ventajosamente (las naves) están distantes del área. Sin embargo, estamos en constante vigilancia para que con un contingente y fuerza de tarea organizada se monitoree todo su movimiento y accionar”.

Jarrín también constató las condiciones del Cuerpo de Guardacostas como parte de su misión de protección y vigilancia, especialmente, en el área del Golfo de Guayaquil, en materia de seguridad.

Además, verificó las condiciones de la industria de la Defensa que representa Astinave para el mantenimiento y mejoramiento de las capacidades marítimas y navales. En Astilleros Navales visitó las corbetas misileras que serán entregadas a la Armada.

Jarrín reiteró que los recursos y la asistencia son necesarios, pero con los que tiene ahora la fuerza naval, con la planificación y la tecnología se puede reducir los actos delictivos.

Dijo que la inversión preocupa en lo que se refiere a guardacostas, pero más con lo que respecta a la Fuerza Naval para vigilancia, control y monitoreo. “Ahora la Armada trabaja en perfectas condiciones en el tema de monitoreo, en tiempo real de  aproximación y las actividades que cumplen las lanchas y buques que están en la proximidad de la Zona Económica del Ecuador”.

Enfatizó que no se repetirá lo que ocurrió el año pasado en aguas de Galápagos con el buque chino Fu Yuan Leng, que en agosto de 2017 fue capturado con cerca de 300 toneladas de pesca, en las que el 75% eran especies de tiburones en peligro crítico. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: