Organismo destaca la democracia de Ecuador

- 19 de julio de 2019 - 00:00
Por alrededor de 30 minutos, el director de Human Rights Watch, José Vivanco, y el presidente Lenín Moreno mantuvieron un encuentro reservado.
Foto: Mario Egas / El Telégrafo

El director de Human Rights Watch, José Vivanco, resalta las acciones del Gobierno para lograr la independencia de las funciones del Estado.

El director de la división para las Américas de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, se reunió con el presidente Lenín Moreno, con quien conversó sobre los avances en temas de derechos y libertad de expresión que se han potenciado durante su gestión. Además, intercambiaron puntos de vista sobre el tema de la despenalización del aborto en casos de violación.

Vivanco destacó el proceso de transición democrática que se ha instaurado en el país, “no ha sido sencillo transitar de una tiranía a un sistema democrático donde no hay censura, se respeta la institucionalidad y se va estableciendo la independencia de las entidades democráticas, especialmente las judiciales”.

El representante del organismo internacional, que vigila el cumplimiento de los derechos humanos en el mundo, comentó que el esfuerzo del Gobierno al promover los derechos ha sido riguroso y un buen ejemplo para el resto de la región.

El presidente Moreno puntualizó que el país vive otro momento de compromiso con la democracia y el respeto a las libertades, sobre todo en la erradicación de la violencia contra mujeres, niños y adolescentes.

El Primer Mandatario habló de la necesidad de debatir sobre la ampliación del derecho de las mujeres a interrumpir por causas muy especiales el embarazo, “este tema corresponde analizarlo de forma técnica y científica porque está vinculado a las creencias religiosas y en la parte científica a la manera en que afecta la vida del ser humano”.

Vivanco aclaró que se debe avanzar en el proceso de despenalización del aborto en casos de violación. “No estamos abogando por la legalización total, sino solo cuando la mujer es víctima de un crimen”.

Reconoció que la Asamblea está avanzando gradualmente en este ámbito, de modo que confía en que Ecuador se pondrá al día en sus obligaciones jurídicas internacionales y despenalizará la interrupción del embarazo en casos de violación.

El director del organismo internacional señaló que es fundamental apoyar a la mujer que es víctima de este crimen, por lo que no puede ser amenazada con la cárcel al igual que el ultrajador, quien es el que debe rendir cuentas a la justicia.

El director de la Policía Judicial, Carlos Alulema, aseguró que la entidad recibe un promedio de 42 denuncias diarias por violación.
Así mismo, el Consejo de la Judicatura señaló que en los tres últimos años 13.969 mujeres fueron violadas, de acuerdo a los registros de los procesos judiciales tramitados por este delito.

La organización internacional sigue de cerca el proceso iniciado en el país y la ampliación del debate público, apertura a la crítica y opinión diversa, especialmente en temas delicados como el de los derechos de las mujeres.  

Además destacó que Ecuador es uno de los Estados que ha firmado todos los acuerdos internacionales en materia de defensa de los derechos humanos. También mantiene una política de prevención y erradicación de la violencia intrafamiliar y sexual contra grupos vulnerables. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: