Moreno: “Hemos apelado al diálogo con Tailandia y tenemos resultados”

- 27 de enero de 2018 - 00:00
El presidente Lenín Moreno durante un acto realizado el jueves pasado en Guayaquil del programa ‘Casa para Todos’.
Foto: Cortesía / Presidencia de la República

El Primer Mandatario participó ayer en un conversatorio –en Guayaquil– con directores y editores de medios impresos. El Gobierno negocia con Bangkok y Pekín para liberar petróleo que se vendió de manera anticipada.

La preventa petrolera, el escenario posconsulta, las reformas a la Ley de Comunicación, la situación de Alianza PAIS y el panorama económico fueron analizados ayer por el presidente Lenín Moreno.

En un conversatorio con directores de medios impresos expresó que las reformas a la Ley de Comunicación tienen dos vías: por la Asamblea o mediante consulta popular. Sin embargo, adelantó: “Vamos a revisar los esquemas de comunicación y todavía nos falta dialogar”.

Sobre la situación política anunció: “Luego de la consulta vamos a trabajar con las propuestas ganadoras, sean cuales fueran”. Añadió que “un gobernante tiene que ser cauto y hacer los cambios despacio”. Y en cuanto a las relaciones internacionales dijo que estas se tienen que reforzar independientemente de la ideología.

Estas declaraciones las dio en el espacio denominado ‘Hablemos país’ en el que el Jefe de Estado contestó inquietudes de los directores de los medios impresos.

El Presidente también se refirió a aspectos económicos. Entre los anuncios destacó el diálogo con Tailandia y China sobre las preventas petroleras que ejecutó el Gobierno anterior.

“Resultaron contratos leoninos, pero somos un país responsable; hemos apelado al diálogo con Tailandia y tenemos resultados para liberar un poco ese petróleo; con Petrochina es un poco más complejo”, anticipó.

El objetivo del Gobierno es lograr, mediante conversaciones, liberar petróleo para que el país se beneficie del mercado internacional en momentos en que el precio del crudo está al alza.

Moreno consideró necesario rescatar el proyecto de Refinería del Pacífico. “Vamos a ahorrar entre $ 3.000 y $ 4.000 millones al año si logramos refinar petróleo (...)  hemos hecho una convocatoria y el 30 (de este mes) en Manta haremos la primera ronda para convocar a casi 30 inversionistas que están interesados en invertir”.     

El gobernante trazó líneas en el ámbito económico, al tiempo de insistir en ser cauteloso. Un paso será, inmediatamente después de la consulta, que haya una disminución entre el 5 y el 10% de los presupuestos de los ministerios, por ello plantea la optimización de recursos.

La proyección es disminuir $ 700 millones en inversión.

Según el Mandatario no será difícil bajar los $ 5.300 millones proyectados para inversión a $ 4.600 o $ 4.700 millones. En ese sentido se mostró optimista en estabilizar el déficit fiscal.

“Si cada año damos un paso importante, al 2021 podremos entregar no una mesa servida, pero sí un país que está caminando”.  

Es partidario de la inversión extranjera, pero no a costa del sacrificio de aspectos ecológicos o humanos, como la precarización del trabajo, y para ello desde el Ejecutivo se prepara un proyecto de ley para la inversión.

En esa línea se refirió a un acuerdo comercial con Estados Unidos, para lo cual ya existe un equipo de trabajo, aunque antepuso la necesidad de ser cuidadosos en ese sentido.

Escenario luego de la consulta
En la primera parte del conversatorio, los temas fueron en torno a la consulta popular, la Ley de Comunicación, la situación de Alianza PAIS, entre otros puntos.

En el primer aspecto, la principal inquietud fue el Consejo de Participación Ciudadana transitorio. En caso de ganar el Sí, anticipó, ese organismo no estará conformado “por ningún amigo”.

“Es posible que me encuentre con muchos de ellos en las ternas, pero no será condición ser amigo; quiero que todos propongan, espero que lo provean los sectores sociales, la academia, la ciudadanía”, sostuvo.

Descartó efectos negativos en su administración en caso de que el No gane en alguna pregunta.

A su criterio es bueno saber qué tipo de pensamiento tiene el pueblo; “si todavía tenemos rezagos feudales o hemos cambiado nuestra forma de ser por las experiencias negativas a las que hemos llegado”.

Sobre la situación interna de Alianza PAIS aseguró que “incluso las aguas estancadas se pudren”, por eso es necesario la renovación.

Al analizar lo ocurrido consideró un error que no se haya creado una escuela de formación política, quizá “por el fin perverso de perpetuarse y seguir en el poder”.

Pero en esta nueva etapa habrá, dijo, una escuela de formación política que se llamará Monseñor Leonidas Proaño.

“Los sacudones no deben preocuparnos; nosotros nos liberamos de aquellos elementos que no concuerdan con el espíritu fundacional de Alianza PAIS”.

Descartó que por ello se vaya a cambiar el nombre del movimiento; “somos Alianza PAIS, mantenemos el derecho, no de una persona sino de un colectivo de llamarse Alianza PAIS”.

En este punto fue enfático en que hubo mucha responsabilidad de todos, quienes son y fueron parte del movimiento, en errores del pasado, pero que ahora la tarea es enmendar y mejorar.

Reiteró que en los primeros 6 o 7 años del anterior periodo hubo un trabajo extraordinario, que daba la sensación de que se reinstitucionalizaba el Ecuador, de que había vuelto la democracia verdadera. “Lastimosamente, el afecto al poder hace  que las personas se vuelvan excesivamente extrañas y siniestras y que todo gire alrededor de ello”.  

Esos diez años los resumió como una década ganada y perdida. Aclaró que las reformas a la Ley Orgánica de Comunicación no están fuera de la discusión, sino que demandan más diálogo para lograr acuerdos mínimos.

“Si podemos hacer reformas por la Asamblea en buena hora, si no llamaremos a una consulta que sumada a otros elementos serán puestos a consideración”, aunque este último escenario no será a corto plazo. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: