Barack obama y podemos en españa son los primeros en usar las nuevas herramientas

Los millennials cambian la forma de hacer política y comunicar (Infografía)

- 16 de febrero de 2015 - 00:00

Barack obama y podemos en españa son los primeros en usar las nuevas herramientas

El mundo es de los millennials. Están por alcanzar la cúspide de su vida y se preparan para gobernar. Pero, ¿quiénes son? Son la llamada generación ‘Y’, los que nacieron entre 1981 y 1995, por lo que para el año 2025 representarán el 75% de la fuerza laboral mundial.

Su nombre está dado porque se convirtieron en adultos en el cambio de milenio. “Son autosuficientes, valoran la autonomía personal y tienen un alto nivel educativo. Pero esencialmente se caracterizan por dominar la tecnología como una prolongación de su propio cuerpo. Casi todas sus relaciones están intermediadas por una pantalla: mantienen sus amistades por Facebook o WhatsApp, se informan con Twitter y hasta comparten sus comidas en Instagram”, explica Antoni Gutiérrez-Rubí en su libro Tecnopolítica, que trata sobre el uso de las nuevas herramientas tecnológicas para la comunicación y la acción política.

Ellos son la clave de la transformación que está viviendo el mundo y una de esas aristas está en la forma de hacer política, en la manera en que los líderes se conectan con sus ciudadanos y estos les reclaman hechos.  

El primero que se percató de esto probablemente fue el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, o concretamente su equipo de comunicación. No hay una campaña más innovadora en la historia reciente de ese país que la de 2008. No solo por la épica victoria ante Hillary Clinton, sino por el rol creciente e indispensable que tomaron las redes sociales.  

El primer Presidente negro estadounidense tuvo un manejo magistral de Twitter. El mensaje ‘Yes we can’ alcanzó a los jóvenes, que a través de internet hacían donaciones de $ 1 a su campaña. Por primera vez los comerciales se reproducían en Youtube. Ya en la Casa Blanca ofreció una entrevista en esta plataforma y contestó preguntas en Twitter, de cualquier índole. Allí mismo publicó en 2012 su mensaje de agradecimiento por la reelección que era una foto de él abrazando a su esposa Michelle. Fue el tuit más reproducido de la historia, hasta antes de aquella famosa selfie de los Oscar.

Y su hito más reciente es el video hecho para Buzzfeed, un portal copado por los jóvenes de su país cuyas secciones son: ‘Jajaja, genial’, WTF (las siglas de la expresión que diablos, en inglés), y ‘omg’ (Oh my God, Oh mi Dios, en inglés). Hizo un video de sus vivencias personales: practicando un discurso, dibujando a su esposa Michelle, practicando baloncesto, tomándose una selfie. Las mismas actividades eran replicadas por un ciudadano común. Al final dice ‘YOLO’, (las siglas en inglés de Solo se vive una vez), una recurrente expresión de los jóvenes.

Todo ello para decirle a los millennials que tenían hasta el 15 de febrero para comprar un seguro médico, una obligación creada por su principal obra: la reforma sanitaria.

Obama cumple lo que aconseja Gutiérrez-Rubí. “La política no puede vivir de espaldas a esta nueva realidad. La política tiene que dar pasos decididos para incorporarse plenamente a una sociedad que ya es muy diferente a la del siglo XX y que exige nuevas demandas y actores”, escribe.

Eso ocurre en Estados Unidos, pero al otro lado del Atlántico, un fenómeno comunicacional, político también, asciende: Podemos, en España, el país de Gutiérrez-Rubí.

Además de su discurso de izquierda, que apela al cambio y a la esperanza, muy parecido al ‘Yes we can’ (de hecho el líder de la agrupación, Pablo Iglesias, ha señalado las políticas de incentivos a la economía de Obama como ejemplo a seguir), Podemos se ha caracterizado por un uso exitoso de las nuevas herramientas.

Por ejemplo, en la Asamblea Ciudadana de Podemos, que eligió a Iglesias como secretario nacional, los votos fueron electrónicos. Al menos 222.000 militantes se registraron en la web y votaron, todo un hito en la política española.

Podemos no se considera el heredero de los indignados, pero ciertamente parte de ese proceso. En aquellas protestas las redes sociales fueron básicas en las convocatorias y organizaciones. El nuevo partido recoge esa experiencia.

Iglesias lo sabe y es un activo tuitero. Desde allí responde cualquier ataque de sus contrincantes. Además Podemos ha sabido explotar una serie de aplicaciones que dan orden y facilitan sus debates.

Tienen ‘Reedit – Plaza Podemos’,  un espacio de discusión y creación de propuestas. ‘Titan Pad’ para la elaboración de documentos que todos pueden chequear; ‘Loomio’,  una plataforma para hacer encuestas.

‘Mumble’ permite hacer videoconferencias con muchos participantes. Pero también constan ‘Doodle’, herramienta para realizar encuestas multirrespuesta cerrada a miembros de un grupo, y ‘Appgree’, una de las más populares en los movimientos juveniles que cruzan el planeta, desde Hong Kong, pasando por Turquía, y llegando hasta Occupy Wall Street.      

Es una aplicación basada en algoritmos que sirve para generar mayorías de acuerdos sobre respuestas a preguntas concretas. Todo ello desde el celular.  

El vocero de Podemos Ecuador, José María Burgaleta, explica que estas herramientas ayudan fundamentalmente en la organización porque sirven para sortear los obstáculos de la distancia y falta de tiempo. De hecho, ayudaron a que los militantes del círculo de Podemos en Ecuador participen en la Asamblea general.

Los canales de discusión están permanentemente abiertos. Iglesias puede consultar allí la opinión sobre determinado tema y a partir de eso tomar una postura. Nunca ningún partido español había conectado así con su electorado.

Y Podemos ha prometido que, de llegar al poder, continuará en esa línea. Es como si el ideal de gobernar con el pueblo se hubiera hecho mucho más fácil gracias a las aplicaciones y las redes sociales.

“Las aplicaciones en smartphones se convierten, pues, en una vía/oportunidad para aproximar personas con intereses comunes a través de la tecnología y resolver sus necesidades reales a partir de la propia iniciativa individual. Los móviles dejan de ser solo teléfonos para convertirse en el instrumento más versátil, global y potente que nunca hemos disfrutado”, manifiesta Gutiérrez-Rubí.

Pero, ¿qué ocurre en Ecuador? La penetración de internet ha incrementado en el país considerablemente en los últimos años, pero aún no llega a todos. Se calcula que el 65% de los ecuatorianos tiene acceso a la web.

Rafael Correa fue el primer presidente en abrir su cuenta en Twitter. La semana pasada hizo lo propio en Facebook. El Mandatario tiene en la primera red social 2 millones de seguidores y contesta a menudo. Es uno de los que más interactúa y otros políticos han seguido esa línea. El especialista en redes sociales, Christian Espinosa, explica que este es el principal cambio. Los políticos ecuatorianos ya saben que deben estar en Facebook o Twitter. Y aunque no todos los ecuatorianos están en ese espacio, lo que allí se habla marca la agenda en los medios tradicionales.

Por ejemplo, el ministro del Interior, José Serrano, suele anunciar capturas de criminales en Twitter. Correa contestó en ese mismo espacio al comediante inglés John Oliver. Todas estas son noticias que después aparecieron en los canales de televisión y periódicos.

Aunque en Ecuador los partidos no usan las aplicaciones de Podemos, sí acceden a las redes sociales básicas. Y eso es lo que destaca Espinosa, además del uso del servicio de mensajería  WhatsApp.

Entonces se trata de escuchar a los millennials. Gutiérrez-Rubí los describe como personas con mentalidad abierta a vivir la vida, más allá de ganar dinero. Si tuvieran que escoger entre sus posesiones materiales y digitales, elegirían la segunda.

Frente a eso “la cultura digital y la terminología social no solo cambian nuestros modelos de comunicación, organización, creación de valor, acción e intervención políticas… sino que pueden ser el ecosistema natural para modelos renovados de organización de lo público y de lo político”, concluye Gutiérrez-Rubí. 

DATOS

En 2012, más de 760.000 tuits fueron escritos sobre el discurso del estado de la unión emitido por Barack Obama bajo la etiqueta #StateOfTheUnion o #SOTU. Son más de 14.000 mensajes por minuto.

En 185 años de vida de la cámara de rollo se calcula que se tomaron 3.5 trillones de fotos.

Pero desde la llegada de la cámara digital se toman 380 billones de fotos cada año, por lo que en menos de 10 años se habrá capturado 7.3 trillones de imágenes.  

Al mismo tiempo cada día se suben a Facebook 300 millones de fotos.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: