José Jácome: "Gobierno promueve la ciudadanía universal"

- 04 de junio de 2018 - 00:00
Foto: Miguel Jiménez / EL TELÉGRAFO

Según el funcionario, hoy se presentará un plan de políticas de movilidad que requiere de la coordinación conjunta de todas las funciones del Estado.

La ciudadanía universal, la libre movilidad, condiciones para una migración ordenada y segura; y la protección de los derechos de la población en situación de movilidad, son los objetivos que persigue el Gobierno, a través del Plan de Movilidad Humana, que será presentado hoy en Manta.

La iniciativa es una estrategia que busca que las políticas públicas sean efectivas y aterricen a territorio, afirma el viceministro de Movilidad Humana, José Luis Jácome, en una entrevista a EL TELÉGRAFO.

En la presentación del plan la Cancillería prevé suscribir un convenio con el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES), para que las personas que retornaron al país, así como los refugiados, accedan a los servicios que ofrece esta cartera de Estado.

¿Qué se busca con el plan?

Se pretende llevar las políticas públicas a actividades concretas, para que las instituciones del Estado generen líneas de trabajo específicas. La Constitución de 2008 y la Ley de Movilidad Humana y su reglamento señalan que las instituciones deben elaborar planes, programas y políticas vinculados a la movilidad humana. Estas políticas son integrales y requieren  del ejercicio conjunto de todo el Estado.

¿Cómo se lo elaboró?

Por medio de mesas, con la participación de migrantes y de organismos especializados en movilidad humana. Además el plan contó con el apoyo de la Organización internacional para las migraciones y está alineado al Plan Nacional de Desarrollo, al plan ‘Toda una vida’ y a la Agenda de Política Exterior.

¿De qué manera se trasmitirá a todo el Estado?

Por medio de 4 políticas: promover la ciudadanía universal y la libre movilidad en el ámbito internacional; fortalecer la protección de los derechos de la población en condición de movilidad humana; generar condiciones para generar una migración ordenada y segura; y, defender la diversidad, integración y convivencia de las personas en condición de movilidad humana.

¿De qué manera se cumplirá este plan?

Para promover la ciudadanía universal y libre movilidad en el ámbito internacional, aportaremos a la construcción del pacto mundial sobre la migración ordenada, segura y regular que lleva adelante las Naciones Unidas.

Ecuador ha tenido un papel protagónico en este sentido. Se realizarán talleres especializados sobre el ejercicio de los derechos a elegir el lugar de destino de residencia momentánea o permanente.

Llevarlo a escala internacional para los migrantes ecuatorianos, ¿no es difícil?

Lo haremos a través de los 80 consulados, ya que funciona por medio de una red consular articulada. Solo en el Día del Migrante, se dio información a 34.000 personas. Por ejemplo, como parte del plan de atención a los migrantes en EE.UU., se atendieron -solo en el 2017- 148.000 ecuatorianos. En ese mismo país, se desarrollaron 73 consulados móviles. Esos números significan que ya se está trabajando en el plan.

¿Qué aporte tendría el plan para los ciudadanos venezolanos que llegan al país?

Que vivan de una manera ordenada y regulada. No estamos diciendo que las personas pueden ingresar a un país sin cumplir con los procedimientos. Además, debemos condenar mensajes vinculados con la discriminación y xenofobia. Debemos ser coherentes con lo que vivimos los ecuatorianos. Hoy son los venezolanos, ayer fueron los colombianos, antier los chilenos. Nosotros también fuimos los que salimos a Venezuela, por ejemplo. Esa es la libre movilidad. Por naturaleza, el ser humano escapa del riesgo y eso ha permitido abrir fronteras. Por eso debemos ser solidarios.

Ser solidarios, pero que cumplan con la ley...

Por supuesto, la ley es clara. Tienen que pasar por los puestos regulares. No permitimos la migración irregular. Tienen un tiempo de permanencia y deben entrar de manera documentada. La gran mayoría de esas personas no se quedan en el país.

¿Pero sí es necesario fortalecer el control en las fronteras?

Hicimos eso, estuvimos en Tulcán con el sector de movilidad humana para encontrar mejores condiciones para el acceso y salida del país, para que el proceso sea de mejor manera por el puente de Rumichaca o por Sucumbíos.

¿Se logró alguna acción concreta?

Las instalaciones fueron construidas en la década del noventa, son antiguas. Debemos llegar a unas mejores instalaciones y mejorar los procesos para evitar que haya acumulación de trámites y de personas. Hemos tomado correctivos y esperamos que las cosas mejoren.

Se quería fortalecer el servicio exterior por medio de la Plantilla Óptima (número del personal del servicio exterior). Esa ha sido una iniciativa de la canciller María Fernanda Espinosa. ¿Se avanzó en algo hasta el momento?

Se hizo una planificación para mejorar la Plantilla Óptima. Ya lo empezamos a aplicar, se midieron los consulados, de acuerdo a su producción, a necesidades de la comunidad y se estableció el personal óptimo que debía tenerse para realizar la gestión de servicios consulares. Ya lo estamos aplicando actualmente. (I)   

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: