Elizabeth Cabezas: “La gobernanza es la columna de la gestión”

- 01 de mayo de 2018 - 00:00
Elizabeth Cabezas, presidenta de la Asamblea Nacional.
Foto: Mario Egas / EL TELÉGRAFO

La agenda legislativa está consensuada con las bancadas. Mantener la gobernabilidad y la salud financiera son los ejes de la titular del Parlamento.

La presidenta de la Asamblea, Elizabeth Cabezas, de Alianza PAIS (AP), conversó con EL TELÉGRAFO sobre la agenda legislativa, las comisiones y las vicepresidencias. Según ella, la mayoría del trabajo  planteado pasa por las reformas a las leyes existentes, aprobadas en los periodos de Gabriela Rivadeneira.

Por primera vez en 10 años, la Asamblea censuró a una alta autoridad del Estado, el fiscal Carlos Baca Mancheno.

Este es un nuevo momento político y un nuevo direccionamiento que busca aplicar los encargos ciudadanos, que son la legislación y fiscalización. Eso marca una diferencia en la tarea que estamos realizando. Aplicamos la ley y el debido proceso.

¿El ala morenista tiene problemas, hay  algunos que quieren desmarcarse del bloque?

En términos generales, el grupo de respaldo al presidente Moreno está consolidado y cohesionado. Lo que podría generar dudas es que un compañero se reunió con Centro Democrático, sin embargo, él tendrá que asumir eso.

Pero tres morenistas se abstuvieron en el juicio político al exfiscal.

Una fue Silvia Salgado, quien también se abstuvo en la Comisión de Fiscalización. Los dos compañeros, cuyas preocupaciones eran que la institucionalidad podría verse afectada por la salida del titular de la Fiscalía.

Aún está pendiente cambiar las vicepresidencias, el CAL y la presidencia y vicepresidencia de las comisiones...

Hace 48 días asumí la Presidencia y había la intención de reestructurar las comisiones. Sin embargo, tuvimos el tema de la frontera norte con el secuestro y asesinato de tres periodistas. Eso cambió las prioridades y consideramos que no es el momento oportuno para desgastarnos en la renovación en las mesas legislativas.

¿Pero fallaron las negociaciones para conseguir una mayoría?

No fueron negociaciones, sino diálogo. No hay troncha ni tampoco hombre del maletín. Quisieron lanzar un manto de desconfianza y dudas sobre este proceso. Los temas no van por esa línea, sino para que el tratamiento de proyectos de ley sea ágil.

Pero las que hablaron del hombre del maletín fueron sus excolegas de Alianza PAIS: Gabriela Rivadeneira y Marcela Aguiñaga.

Así es, pero ellas no dijeron la verdad y ese tema cayó  por su propio peso.

La mayoría de sus integrantes de la Comisión de Relaciones Internacionales insiste en pedir la renuncia de Doris Soliz, pero ella no se inmuta.

He conversado con la señora Soliz en varias ocasiones. Se requiere un mecanismo para resolver ese nudo que ya pasa por un conflicto personal en esa comisión.

La oposición también tiene derecho a ocupar cargos, eso es lo democrático...

He mantenido diálogos con todas las bancadas y esa no ha sido su demanda. Ellos apoyan las necesidades de los ecuatorianos y no piden nada a cambio. Eso da cuenta de la transparencia con la que estamos manejando las cosas. Y caen en el piso todas esas  acusaciones de que hay tronchas y repartos.

¿Cómo conseguirá la gobernabilidad en la Asamblea?

Con los diálogos abiertos.  Ningún grupo tiene una mayoría, necesitamos unirnos para salir adelante con todas las propuestas. Todas las decisiones importantes que hemos tomado han sido consensuadas, por ejemplo, la agenda legislativa prioritaria fue suscrita por todas las bancadas.

Cuando se actúa con transparencia y claridad no existen acuerdos debajo de la mesa ni dudas ni preocupaciones.

¿Cuál es su plan de trabajo en la Asamblea?

Mi responsabilidad es mantener la gobernabilidad porque eso es la columna vertebral para garantizar la gestión. Además de promover e impulsar la agenda legislativa, porque es un compromiso con los ecuatorianos. También optimizar la gestión de la Asamblea. Tomé una medida dura y penosa que fue desvincular a 250 personas que trabajaban con contratos suscritos unos días antes de que yo tome posesión del cargo. Otros eran personal de libre remoción. Privilegié la estabilidad de quienes trabajan años en el legislativo. También necesitamos la salud financiera de la Asamblea. Eso fue una reducción del 7% al gasto legislativo, que es representativo en relación con el presupuesto de $ 60 millones.

¿Puso a otras personas en  lugar del personal que salió?

Cubrimos ciertos espacios que son indispensables para la Asamblea Nacional. Pero no hemos reemplazado a las personas que fueron desvinculadas.

La agenda legislativa tiene tres fases y temas prioritarios...

Hay proyectos de interés ciudadano, como las reformas del Código Integral Penal (COIP), las reformas al  Código de la Niñez, las reformas a la Ley de Educación Superior para aumentar el cupo de ingreso a las universidades, las del Seguro Social Campesino, la ley que sancione a los transportistas y que prevengan accidentes. También está la iniciativa a la Ley de Seguridad Ciudadana.

Hay reformas para las leyes aprobadas en la presidencia de Rivadeneira. ¿Eso quiere decir que están mal hechas?

No sé si están mal o bien hechas. Pero en su aplicación se han detectado falencias. La mayoría del trabajo planteado pasa por reformas a leyes ya existentes. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: