Unos 60 estudiantes asistieron a la conferencia

El rol de medios públicos se debatió ayer en la Universidad Central

- 15 de octubre de 2015 - 00:00
La conferencia denominada ‘El futuro de la libertad de expresión en Ecuador’ se realizó ayer en la Facultad de Comunicación Social de la Universidad Central. Foto: Daniel Molineros/El Telégrafo

Unos 60 estudiantes asistieron a la conferencia

“Organizar talleres, foros y mesas de trabajo con los profesores y alumnos de las facultades de Comunicación Social del país para configurar la hoja de ruta y el código deontológico con el que deberían trabajar los medios públicos del Ecuador”. Esta fue la propuesta de Orlando Pérez, director de Diario EL TELÉGRAFO, durante la conferencia denominada ‘El futuro de la libertad de expresión en Ecuador’, que se desarrolló ayer en el auditorio Pedro Jorge Vera de la Facultad de Comunicación Social (Facso), centro-norte de Quito.

“Es necesario comprobar empíricamente si El Telégrafo, la Radio o Televisión Pública son medios buenos o malos. Hagamos un taller y revisemos página por página una edición y hagamos un ejercicio académico... Así construiremos colectivamente un concepto (de medios públicos)”, añadió.

El planteamiento lo hizo ante decenas de alumnos que acudieron al encuentro, en el que participaron los catedráticos universitarios Gustavo Abad y Marco Villarruel, así como Mauricio Alarcón, director de proyectos de Fundamedios y el estudiante Alejandro Camacho, exsecretario del colectivo Utopía.

Durante la cita, cada uno de los expositores habló sobre la situación de la libertad de expresión en Ecuador. Para Villarruel, la Ley de Comunicación proviene de un Estado “represivo y sancionador”. Con la normativa -agrega- existe un favorecimiento a los monopolios.

De su lado, Abad cuestionó que en el país hay síntomas de retroceso en libertad de expresión. Como ejemplo, señaló que los espacios públicos se convirtieron en lugares de riesgo y exposición frente al poder. “Cuando el espacio público deja de ser un punto de afirmación y expansión del ser político y se convierte en un espacio de riesgo frente al poder”, expuso.

Alarcón dijo que es “preocupante” el incremento del número de agresiones a periodistas, medios de comunicación y ciudadanos comunes. “Sí, quizás la gente, los comunicadores y la prensa continúan expresándose, pero las consecuencias continúan en incremento”.

Al final de la conferencia, Orlando Pérez dejó abierta la posibilidad de que se realicen foros y talleres sobre los medios públicos, pero no se confirmó una fecha. Él se comprometió a dedicar “el tiempo que sea necesario” para construir un concepto. “Ojalá que la Universidad Central se comprometa y les invito a los estudiantes para que construyamos conjuntamente el código deontológico de los medios públicos (...) Hagamos eso y seamos responsables”, enfatizó. Al encuentro acudieron alrededor de 60 estudiantes de la Facultad de Comunicación de la Universidad Central. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: