Imposición y maltratos a militares quedaron atrás, recalca Moreno

- 20 de diciembre de 2018 - 12:45
La ceremonia militar se desarrolló en la Escuela Militar Eloy Alfaro de Quito.
Foto: Cortesía

La nueva cúpula del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas de Ecuador tomó este jueves 20 de diciembre posesión en una ceremonia militar que se desarrolló en la Escuela Militar Eloy Alfaro de Quito, ante la presencia de las máximas autoridades del país.

Los nuevos mandos son: el general de división Roque Moreira Cedeño, jefe del Comando Conjunto; el general de división Javier Pérez Rodríguez, responsable del Ejército; el brigadier general Mauricio Campuzano Núñez, nuevo comandante general de la Fuerza Aérea, y el contraalmirante Darwin Jarrín Cisneros, jefe de la Armada.

Ellos recibieron la insignia distintiva de su nueva posición por parte del presidente ecuatoriano y comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, Lenín Moreno; del vicepresidente, Otto Sonnenholzner; de la presidenta de la Asamblea Nacional, Elizabeth Cabezas, y del ministro de Defensa, general retirado Oswaldo Jarrín.

En su alocución, Moreira señaló que la institución militar tiene por objetivo "proteger los derechos y garantías del país" y afirmó que era imprescindible que cuente con el equipamiento técnico y humano necesarios para cumplir con su función.

Por su parte, el Presidente ecuatoriano expresó su "admiración, respeto y, sobre todo, cariño a los 41.000 hermanos uniformados del Ejército, la Marina y la Aviación", y destacó la cada vez mayor presencia de mujeres en el seno militar.

Moreno dijo tener "plena certeza" de que los nuevos cargos "desempeñarán sus nuevas funciones con excelencia, responsabilidad y compromiso", y agradeció su labor en nombre de los 17 millones de ecuatorianos.

Remarcó que la renovación del alto mando se efectuó en base al respeto a los procesos y jerarquías que rigen la institución.

El Mandatario aludió a decisiones de anteriores gobernantes en el ámbito militar y afirmó que "atrás quedaron la imposición, los caprichos del poder y el maltrato a nuestros hermanos militares, eso nunca volverá a suceder".

Y defendió que en "el Ecuador de hoy prevalece la política del consenso, del diálogo, del respeto y la tolerancia en todos los sectores, también en el militar". 

Además, el Presidente recalcó que el próximo año se presentará ante la Asamblea Nacional la Ley de Personal y Disciplina de las Fuerzas Armadas y la Ley de Seguridad Marítima.

También subrayó que "el buen nombre de las Fuerzas Armadas no puede ser afectado por la presencia de los malos elementos que, lamentablemente, pero ventajosamente por excepción, se enquistaron en sus filas". En ese sentido ratificó todo el respaldo del régimen para investigar, sancionar y retirar de las filas, independientemente del rango que ostenten, a los uniformados involucrados en hechos al margen de la ley". (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: