Correa califica como "impertinente e inoportuna" la presencia del alto mando militar en audiencia de lesa humanidad

13 de noviembre de 2015 09:25

El presidente de la República, Rafael Correa, mantuvo esta mañana un conversatorio con medios nacionales, en donde se refirió a la presencia del alto mando militar el pasado lunes en la audiencia por delitos de lesa humanidad en el caso Vaca, Cajas, Jarrín, que finalmente no se instaló.

Correa dijo que es "una pena que no se haya superado ese discurso simplista, elemental, de la defensa institucional", pues agregó que "las instituciones son medios, los fines son la verdad, la justicia y la Patria".

A criterio del Primer Mandatario, en un Estado de derecho no se investiga a personas, "peor instituciones, sino delitos, lo que es incuestionable es que se cometieron delitos en los ochenta. Está demostrado hasta la saciedad que hubo mujeres violadas, torturadas, detenidos, sin fórmula de juicio y eso en un Estado de derecho tiene que ser juzgado, así se trate de usted, de mí, del papá, de militares, y no por ello vamos a decir que se está atentando contra la democracia, contra la Iglesia o peor contra las FF.AA".

Por ello, dijo que las declaraciones de cierto personal militar fueron "totalmente desafortunadas, la presencia fue totalmente inoportuna; insisto, en un Estado de derecho se juzgan delitos, no es que se persigue personas e instituciones".

Dijo que entre los acusados "hay personas que aprecio, pero tenemos que dejar que funcione la justicia". Afirmó que en el caso el criterio de los abogados de la Presidencia es diferente al fiscal, "no voy a adelantar esos criterios, pero tenemos que permitir que funcione la justicia".

Reiteró que tener más de 30 altos funcionarios uniformados en el juicio " y que diga el comandante que están allí como respaldo institucional, etc., es inadmisible en nuestro derecho y es hacer retroceder al país en décadas", sostuvo.

Puso como ejemplo al caso Fybeca y que en ese proceso hubiera vinculación del alto mando de la Policía defendiendo a la Policía, cuando nadie está atacando a policías, sino que se está investigando una ejecución extrajudicial.

En el caso sobre delitos de lesa humanidad, en cambio, recordó que se están investigando torturas, violaciones, detenciones ilegales, "no es que se está persiguiendo a militares, a las Fuerzas Armadas, eso es un discurso mediocre que debe ser superado en este nuevo país, debemos inaugurar un nuevo Estado de derecho".

Finalizó calificando como "inoportuna la presencia de altos militares en ese juicio, corte y otra vez que quieran asistir lo hagan de civiles y a manera personal, pero esto fue inoportuno e impertinente. Insisto se persiguen delitos no personas ni instituciones". (I)

 

Te recomendamos

Contenido externo patrocinado