Chevron afronta la pelea más intensa con Ecuador

03 de enero de 2014 - 00:00

El Ministerio de Relaciones Exteriores y los afectados por Chevron-Texaco consideran que la reacción internacional ha sido favorable hacia Ecuador tras el inicio de la campaña ‘La mano sucia de Chevron’, que desde septiembre de 2013 busca demostrar el daño ambiental que la petrolera estadounidense dejó en la Amazonía ecuatoriana.

Pero consideran que este año deberán acentuar el trabajo a nivel de embajadas y consulados para consolidar la denuncia y evitar que la multinacional consiga su objetivo: endosar al Estado ecuatoriano el pago de la indemnización a la que fue sentenciada, $ 9.500 millones.

El apoyo a Ecuador no solo fue desde diferentes gobiernos del mundo, sino también de miembros de la sociedad civil. Pese a ello, el canciller Ricardo Patiño destacó que “todavía hay mucho por hacer, pues esa reacción internacional y la creación de los comités de solidaridad con Ecuador nos alientan a seguir la lucha y nos fortalecen”.

Para Patiño, en 2014 es indispensable poner todo el esfuerzo para consolidar la denuncia de la contaminación de Chevron. “Solo a través de una amplia difusión de la enorme injusticia que se provocaría si Ecuador es condenado a devolver a Chevron lo que ellos tuvieran que pagar por su condena evitaría que el juicio termine en ese resultado. Por eso, como Cancillería nos toca un trabajo enorme en todas las embajadas, consulados y con la red de amigos y de contactos que tenemos alrededor del mundo para que esto sea denunciado, para que los árbitros (de La Haya) sean conscientes de que no puede quedar en la impunidad”, destacó.

Por lo tanto no se descarta invitar a los árbitros para que vengan al país a ver la contaminación que dejó Texaco-Chevron. A su vez, el reto en este año será lograr que vengan a Ecuador más personalidades del mundo a constatar el daño.

Afectados confían en que podrán cobrar fuera del país

A decir de Pablo Fajardo, uno de los abogados de los 30 mil afectados por Chevron, en 2013 hubo varios avances en los juicios entre la petrolera y los afectados (particulares), pero tal vez el más importante fue el fallo -del 15 de diciembre pasado- de la Corte de Apelaciones de Ontario (Canadá), lo cual hace ver factible que la sentencia de la justicia ecuatoriana (en todas sus instancias) contra la petrolera pueda ejecutarse en otros países.

El abogado se refiere al fallo de la Corte canadiense, al que califica como “una goleada para Chevron”, que abre las puertas a otras naciones en donde la empresa tiene activos.

La Corte de Ontario negó la apelación presentada por la petrolera, pues le dijo que sí tiene jurisdicción y que es competente. Además, aceptó el pedido de los afectados amazónicos y ordenó que continúe el proceso para conocer la sentencia de la justicia ecuatoriana. Incluso, con ese fallo se reconoció que Chevron Canadá y Chevron Corporation son la misma empresa.

Según Fajardo, con la resolución se sentó un precedente sobre la responsabilidad que tienen las subsidiarias de la petrolera estadounidense, declarando que estas sí podrían pagar la sentencia que está obligada a cancelar por el daño ambiental causado en Ecuador.

La Corte de Ontario tiene gran influencia en Australia y Nueva Zelanda, en donde los sistemas jurídicos son similares y en cuyos países Chevron tiene activos. Por ejemplo, en Australia el valor de las acciones de la multinacional supera los $ 40 mil millones.

LOS ‘ALTOS ALCANCES’ DE LA MULTINACIONAL

En una publicación que consta en el portal web ‘Letters Blogatory’, el abogado estadounidense Ted Folkman revela las conexiones que Chevron Corporation mantenía con altos funcionarios del Departamento de Estado de EE.UU. y muestra “una imagen completa de los alcances de la empresa”.

Folkman advierte que desde 2005, dos años más tarde de que iniciara el juicio en Ecuador, empleados de Chevron ya dialogaban con altos funcionarios del Gobierno de EE.UU.

David J. O’Reilly, director general de Chevron, en una carta dirigida a Robert Zoellick, subsecretario de Estado, expresó su preocupación por la falta de resolución en el caso e instó al funcionario a no finalizar las negociaciones dentro de la Ley de Preferencias Arancelarias Andinas (Atpda) hasta que se resuelva el litigio.

Zoellick entonces respondió que ya tomaban cartas en el asunto con la ayuda de la embajada y que Ecuador sabe “que estamos presionando para que se resuelvan las disputas de inversión”.

Otros contactos fueron Nicholas Burns, subsecretario de Asuntos Políticos; Thomas A. Shannon Jr., de Asuntos del Hemisferio Occidental; y José Fernández, de Asuntos Económicos.

Incluso, en esas reuniones ya se menciona al juicio tipo RICO (Racketeer Influenced and Corrupt Organizations) como parte de las acciones para “parar el proceso”.

Datos

La explotación antitécnica de petróleo por parte de Texaco-Chevron y la falta de remediación han causado perjuicios a la flora, fauna, aire, agua y a la salud de 30 mil miembros de cinco nacionalidades indígenas: cofanes, sionas, secoyas, huaoranis y kichwas, así como a los campesinos de Orellana y Sucumbíos.

La compañía operó en 5 millones de hectáreas del nororiente amazónico, donde -según estudios- se derramaron 16,8 millones de galones de petróleo en el ecosistema, 18,5 mil millones de galones de aguas tóxicas en los suelos y ríos, y fueron quemados al aire 235 mil millones de pies cúbicos de gas.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: