13 partidos tienen 6.648 fallecidos como militantes

Un informe borrador de examen especial de la Contraloría revela que Fuerza Ecuador, lista 10, posee el mayor número de muertos entre sus afiliados, con 3.239.
28 de agosto de 2019 00:00

Un informe borrador de examen especial de la Contraloría General del Estado revela que 6.648 fallecidos se encuentran en los registros de afiliaciones de 13 organizaciones políticas del país.

Esta es una de las irregularidades que se encontró en el sistema de verificación de firmas del Consejo Nacional Electoral (CNE), que sirve para revisar las afiliaciones y adhesiones a las organizaciones políticas. El sistema se llama “ControlCap”, indica el informe borrador de la Contraloría.

Los partidos políticos Fuerza Ecuador (FE) e Izquierda Democrática (ID) son los que tienen más personas fallecidas en sus registros de afiliados: el primero con 3.239; el segundo con 1.155. A ellos les siguen los movimientos Democracia SÍ y Concertación, con 592 y 482, cada uno.

Para el consejero del CNE, Enrique Pita, la Contraloría ha “confirmado lo que muchos sospechaban”. Según él, era público y notorio que no existían brigadas de militantes de esas organizaciones políticas recogiendo firmas. “Lamentablemente se recurrió a estructuras comerciales o a gente inescrupulosa para ese trabajo. No hicieron la verificación ni comprobación de su veracidad o idoneidad”, señaló.

Mientras Jorge Acosta, analista electoral, dijo que esta situación es preocupante porque demuestra que las autoridades del CNE no cumplen con sus funciones. Él explicó que no revisaron, controlaron ni verificaron la información proporcionada por los partidos y movimientos políticos para inscribirse.

“Además, aún se mantiene el favoritismo hacia grupos de carácter político, oficiales o no. Todo este trabajo lo realizan de manera deportiva, quizás por incapacidad o por ignorancia”, sentenció Acosta.

Para evitar que una situación similar ocurra en el futuro, Pita subrayó que se debería contar con un buen sistema informático para la revisión de las firmas, con base en los registros que se tienen de los procesos electorales anteriores. “El que actualmente se utiliza es un sistema inservible e ineficiente, casi manual, adquirido en una de las administraciones anteriores”, enfatizó.

En cambio, Acosta dijo que las autoridades del Consejo Nacional Electoral deberían tomar el examen de la Contraloría y remitir todo lo actuado a la Fiscalía para que inicie la investigación. “Con esto se podrá encausar a quienes resulten autores o cómplices de los hechos suscitados”.

Mientras Fausto Camacho, director del Observatorio Ciudadano Electoral, indicó que la responsabilidad de esta irregularidad es del CNE. No tuvo la capacidad de establecer que esas personas habían fallecido, a pesar de las denuncias que se hicieron sobre ese tema, puntualizó.

También cree que existe “viveza y una mala cultura” por parte de las organizaciones políticas sobre este tema que persiste en este país desde 2012.

Recordó que cuando Domingo Paredes fue presidente del CNE se expuso por primera vez este caso. En esa ocasión el expresidente Rafael Correa ordenó que no se calificara al movimiento de su hermano Fabricio. “Alrededor de esto se armó todo este problema, que ocasionó una consecuencia desastrosa para la democracia y la vida democrática de las organizaciones”, comentó Camacho.

Para Acosta y Camacho es necesario incluir en las reformas electorales algún artículo que evite la inscripción irregular de personas a los partidos y los movimientos políticos.

“Esto servirá para que el archivo de afiliados lo lleve el CNE y sea público, por ley”, coincidieron. (I)