La “Mini-Tri” deja los nervios

- 11 de marzo de 2011 - 19:57

La Tricolor Sub 17 inicia hoy su camino en el Sudamericano de la categoría, con la misión de ganar un cupo al Mundial de México (junio-julio). Su primer rival en el grupo “A” es Bolivia, al que recibe (16:00) en el estadio de La Cocha, en Latacunga.

Los más de dos meses de entrenamiento de los muchachos del DT Javier Rodríguez se resumen en el partido de debut contra la selección del “altiplano”.

Los 20 jugadores que entraron en la lista final, se sintieron más tranquilos con el llamado, pero no relajados para empezar a disputar del Sudamericano.

“Nos sentimos más tranquilos cuando supimos quiénes éramos los que quedábamos, pero tristes a la vez por los compañeros que se fueron”, dijo el volante Junior Sornoza.

Debido a que las edades de la mayoría de jugadores oscila entre los 16 y 17 años, Gonzalo Alcocer, asistente, dijo que los seleccionados se encuentran en una “edad conflictiva”.

“Tienen cambios, no solo físicos, sino también emocionales. Hemos sabido manejar bien ese aspecto en la concentración”, comentó Alcocer, quien además de tener un título como entrenador de fútbol posee otro en psicología, por lo que afirmó que ha aplicado esos conocimientos al balompié.

El estratega Javier Rodríguez también se refirió al miedo escénico que supone el estreno en un torneo de este nivel y sobre todo la responsabilidad de ser locales.

“El miedo es parte integral del ser humano, pero hay que saber dominarlo y no dejar que nos domine. De nada sirve tener un equipo que funciona bien de lunes a viernes, si el día de la competencia falla por esa razón”, aseguró Rodríguez.

El DT aseguró que por las edades de los futbolistas es más complicado lidiar con ellos, pero durante toda la etapa de preparación no se ha registrado ningún inconveniente en la Casa de la Selección.

“A esa edad, los chicos se creen los dueños del mundo, se preocupan por cosas que no corresponden. La convivencia fue importante para evitar ese desgaste de energía que se produce por esos factores”, aseveró.

Los jugadores han sabido controlar las ansias para el partido de arranque y se han centrado en la preparación conjunta para llegar al mejor nivel. “Estamos concentrados y con un buen trabajo hemos logrado ser un equipo compacto. No vamos a regalar nada”, dijo el defensa central Marlon Mejía.

Para Alcocer, otro tema a tomar en cuenta es el distanciamiento de los jugadores con sus familias por mucho tiempo.

“Nosotros (el cuerpo técnico) ya hemos estado en estas situaciones y es complicado. Para los chicos es más difícil porque es primera vez para algunos, pero lo han sabido llevar bien”, aseguró el asistente de campo.

Uno de los que ha pasado lejos de casa es José Francisco Cevallos, hijo del arquero de Liga de Quito. “Ojalá pueda hablar hoy (ayer) o ver a mi papi, porque recién ayer llegó de Montevideo. Pero tengo cerca a mi tío (Álex Cevallos, preparador de arqueros)”, comentó Junior.

La hora de la verdad llegó para la Sub 17 y México está en el horizonte. Frente a Bolivia empezará a escribir la historia en el Sudamericano, para lograr que otra selección ecuatoriana se clasifique a una cita mundialista en esta temporada, ya lo hizo la 20.

Del lado boliviano, el DT Douglas Cuenca no quiso revelar la formación que usará, pero indicó que sus jugadores se acoplan al esquema 4-4-2. “Es nuestro sistema base y a partir de ahí podemos hacer cambios”, dijo.

Bolivia entrenó cerca de un mes en Sucre, por lo que consideraron que el tiempo no fue suficiente para llegar en óptimas condiciones.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: