Ecuador está en el Dakar 2019

- 07 de enero de 2019 - 00:00
El piloto ecuatoriano Sebastián Guayasamín (d) y su copiloto, el argentino Mauro Lipez, conforman la tripulación del equipo Dakar Ecuador que participará por quinta vez en el rally más importante y difícil del planeta, que inicia este lunes 7 de enero.
Foto: Cortesía Sebastián Guayasamín

El piloto nacional Sebastián Guayasamín representará al país por quinta ocasión en el rally más importante y difícil del mundo. La competencia empieza hoy y por primera vez en 40 años se correrá en un solo país: Perú.

Las condiciones más duras en cuanto a clima, calor, humedad, desierto, deshidratación, entre otras, deberán enfrentar los 534 pilotos que tomarán partida este lunes 7 de enero de la cuadragésima primera edición del rally Dakar.

Entre esos audaces estarán dos ecuatorianos Juan José Puga, en la modalidad motos, y Sebastián Guayasamín, quien por quinta ocasión representará al país en la prueba más importante y difícil del automovilismo, que se desarrollará únicamente en Perú del 7 al 17 de enero.

“En el papel se ve que va a ser un Dakar corto, solo 10 días cuando normalmente se acostumbran a 15 o 16 jornadas, sin embargo el 70% de la competencia va a ser en la arena y el desierto peruano en donde solo en cuatro etapas del año pasado se quedaron más de la mitad de los pilotos fuera de carrera”, comentó Guayasamín a EL TELÉGRAFO desde Lima.

El tricolor y los demás pilotos deberán enfrentar también la ansiedad normal de la competencia y el esfuerzo físico que demandará una prueba de casi 5.000 km.

“Creo que va a ser especialmente complicada la primera semana porque nos van a medir la resistencia y bueno también la tranquilidad para poder sobreponerse a la incertidumbre de lo que encontraremos en el recorrido”, añadió el quiteño quien en 2017 se convirtió en el primer ecuatoriano en terminar el Dakar.

Otro factor que estará presente en la competencia es el calor. Los pilotos manejan los datos de que el verano en el hemisferio sur puede llegar a niveles insoportables. Por ejemplo en el campamento en el que Guayasamín preparó su Chevrolet para la carrera existía una temperatura de 30 a 32 grados y esperaban cerca de 45 grados en el desierto peruano para los siguientes días.

El corredor de la Mitad del Mundo, que tendrá como copiloto al argentino Mauro Lipez, tiene como objetivo terminar con la carrera, pese a que ya lo hizo hace dos años. “Es una prueba de resistencia y en la que queremos sobrevivir”, concluyó. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: