Deportivo Santo Domingo, un campeón amateur

- 25 de febrero de 2020 - 00:00
William Orellana / ET

El monarca nacional de fútsal surgió de la academia de fútbol IKA9. Ahora jugará la Copa Libertadores.

El Deportivo Santo Domingo de fútsal femenino es un equipo amateur en el sentido estricto de la palabra. Las jugadoras no reciben un sueldo y no están afiliadas al seguro social. Javier Mera, entrenador del equipo desde 2016, no cobra. Su esposa Lily Chamba es la kinesióloga del equipo y tampoco recibe una remuneración.    

A las jugadoras, a su cuerpo técnico y a la dirigencia les motiva el hecho de representar a su provincia y defender los colores verde y rojo de Santo Domingo. Ese fue el estímulo del grupo para ganar el Campeonato Nacional de Fútsal, organizado por la Comisión Nacional de Fútbol Aficionado (Confa), de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF). En la final vencieron al  Aviced FC, de Cuenca. 

La final se disputó en tres partidos. En el primero, desarrollado en el Coliseo Jefferson Pérez de la capital azuaya, Aviced FC se impuso 9-7, mientras que en la revancha  Deportivo Santo Domingo ganó por 7-0, en el Coliseo Tsáchila. Para desempatar la serie, la Confa buscó una cancha neutral: el coliseo de la Escuela Superior Politécnica del Litoral (Espol). En ese escenario, Deportivo Santo Domingo venció 5-4 a Aviced FC y se proclamó campeón. 

Los gastos para la participación en el campeonato nacional fueron cubiertos con las pensiones que pagan los niños que forman parte de la escuela de fútbol IKA9. El equipo surgió justamente de esta academia, cuyo nombre utiliza las iniciales del exfutbolista Iván Kaviedes, a quien Ékel Vega, su propietario, y un grupo de amigos quiso rendirle un homenaje.   

Las integrantes  que lograron el título nacional tienen 3 años jugando juntas, lo que explica su preciso juego en conjunto. Ellas viven en populares barrios y cooperativas de vivienda de Santo Domingo como la Juan Eulogio, Cristo Vive, La Modelo Santo Domingo.

Las jugadoras más destacadas son: Margarita Barre, Andrea Ochoa, Joselyn Valdez, Ingrith Rodríguez y la arquera Génesis Casierra.

El equipo tiene sus microhistorias. Andrea Ochoa, por ejemplo, se crió con sus abuelos porque sus papás viven en el exterior. Ella soñaba con ser agente de Policía, pero actualmente forma parte de la Agencia Pública de Transporte y Tránsito de Santo Domingo. Su ingreso a dicha institución hizo que el equipo gane unos 100 hinchas, ya que sus compañeros la van a apoyar a los partidos que juega de local.

En el equipo hay madres de familia. Margarita Barre cuida y cría a sus dos sobrinos. Su anhelo es que el fútbol femenino y sus disciplinas tomen impulso en Ecuador. Quiere vivir del fútbol, su mayor pasión. Sueña con ir a la selección.     

Para la mayoría de las jugadoras, el título nacional de fútsal es una oportunidad para mostrarse. Este título las faculta para representar a Ecuador en la Copa Libertadores de América de Fútsal 2020 que se disputará en Cochabamba (Bolivia), del 23 al 30 de mayo.

Para afrontar ese torneo internacional, Deportivo Santo Domingo intentará reforzarse con dos o tres chicas. En carpeta, por ahora, hay una jugadora venezolana y una brasileña. Para concretar esos fichajes, la dirigencia espera el apoyo de la empresa privada mediante auspicios. (I)

La dirigencia trabaja para reforzar el equipo de cara a su primer torneo internacional.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP