Las diferentes miradas del 24 de Mayo

- 24 de mayo de 2014 - 14:59

El presidente Rafael Correa en la última parte de su Informe a la Nación anunció que respalda la propuesta presentada por varios asambleístas de hacer una reforma constitucional para permitir la reelección indefinida para todos los cargos de elección popular.

También indicó que el Gobierno Nacional ya tiene listo el nuevo Código Orgánico Monetario y Financiero con el que se eliminará “la normativa expedida en el apogeo del neoliberalismo” a finales de la década de los 90 en el país.

El presidente Rafael Correa llegó a la Asamblea Nacional para rendir su informe anual de labores en un jeep Hummer que se usó en la Guerra del Cenepa, en 1995.

El teniente Mauricio Parrales, oficial instructor de la Escuela Militar, enfatizó que el vehículo es de uso militar. Detalló que en la Guerra del Cenepa se usó para el abastecimiento en la zona de frontera. "Es un vehículo táctico y por eso netamente lo usa el presidente Rafael Correa", dijo el uniformado.

Parrales contó que en la actualidad el vehículo se usa para la transportación de las principales autoridades. "Al momento que el presidente llega en ese vehículo, como militares nos representa que llega nuestra máxima autoridad", concluyó.

Correa llegó a las 10:00 a la Asamblea Nacional, bajo un estricta custodia policial. Delante del jeep estuvieron más de una docena de Granaderos de Tarqui, que son la guardia presidencial, quienes arribaron galopando los caballos de la escolta presidencial. Los equinos pertenecen a la Escuela Militar Eloy Alfaro de Quito.

Antes de salir a la Asamblea Nacional para rendir su informe anual de labores, el presidente Rafael Correa, junto a varias autoridades de Defensa, depositaron ofrendas florales en al tumba del Mariscal Antonio José de Sucre para conmemorar los 192 años de la Batalla de Pichincha, que ocurrió el 24 de Mayo de 1822.

Junto al Mandatario estuvieron los ministros María Fernanda Espinosa, de Defensa; Fernando Cordero, ministro Coordinador de Seguridad, Luis Garzón, jefe del Comando Conjunto, así como oficiales y personal de las Fuerzas Armadas.

El emotivo evento inició quince minutos antes de las 09:00, una vez que el Primer Mandatario ingresó a la Catedral Metropolitana, ubicada junto al Palacio de Gobierno en la Plaza Grande (centro Histórico), en donde se encuentra el mausoleo del Mariscal.

Las autoridades entregaron un arreglo floral, que simboliza el escudo nacional ecuatoriano. La tumba del Mariscal se encuentra en el lado posterior derecho del atrio de la Catedral. El mausoleo está construido en piedra y estuvo custodiado por dos Granaderos de Tarqui. En la tumba hay insignias de defensa hacia Sucre.

Mientras tanto, los estudiantes de los colegios de la capital cumplieron en la mañana con el tradicional juramento a la bandera, un acto cívico en el que los jóvenes de tercer año de bachillerato le juran lealtad y compromiso a su patria.

En el colegio Benalcázar, uno de los más emblemáticos de la ciudad, el alcalde Mauricio Rodas tomó el juramento a los bachilleres, impecablemente vestidos con su uniforme color azul y gris y sus corbatas vino tino. “¿Jurais, por vuestro honor, defender el glorioso tricolor nacional en todas las emergencias en que se encuentre ofendida la dignidad de la patria o su integridad amenazada?”, preguntó Rodas a lo que los alumnos respondieron, al unísono, “sí, juramos”.

 

Un acto similar se llevó a cabo en el colegio fiscal 24 de mayo. Allí, las alumnas lucían un uniforme azul y rojo, una elegante capa, también azul y guantes blancos. Las jóvenes posaban, sonrientes, frente al pabellón nacional, junto a sus familiares.

 

Este acto se lleva a cabo en todas las instituciones educativas del país, públicas y privadas. Los estudiantes con mayor rendimiento académico son elegidos como abanderados y portan la bandera nacional que sus compañeros besan, en señal de juramento. 

 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: