El Segundo Mandatario considera que hay un golpe de Estado en marcha

Glas evitó que Odebrecht se llevara $ 400 millones

- 15 de junio de 2017 - 00:00
El vicepresidente, Jorge Glas, participó en el programa radial ‘Buenos días’, con Diego Oquendo.
Foto: Álvaro Pérez / EL TELÉGRAFO

Vicepresidente: “Si alguien aspira a mi cargo tendrá que ir a elecciones”. Comparecerá en la Comisión de Fiscalización.

El vicepresidente de la República, Jorge Glas, reveló ayer que él evitó un perjuicio al Estado por parte de la empresa brasileña Odebrecht de aproximadamente $ 400 millones.

Durante una entrevista en Radio Visión, con Diego Oquendo, el Segundo Mandatario detalló, por ejemplo, que el país obligó a la empresa a pagar la reparación integral de la Hidroeléctrica San Francisco ($ 80 millones); el Estado no canceló $ 30 millones en bonos de energía y les quitó los proyectos Toachi Pilatón, Baba, Aeropuerto de Tena y más.

Además, el Estado obligó a bajar el costo del proyecto Carrizal-Chone. Tampoco firmaron el contrato del proyecto de Puerto de Manta por $ 200 millones. Asimismo, luego de la denuncia contra la empresa en EE.UU., el Gobierno detuvo los pagos a la constructora por $ 100 millones.

“Odebrecht tiene muchas razones para odiar a la Revolución Ciudadana (RC)”, afirmó. Dijo que eso ha creado -por la oposición- una “estrategia en marcha” para desprestigiar su imagen y vincularlo en tramas de corrupción.

“Hay un claro proceso de destrucción de imagen, hay un golpe de Estado en marcha (...). Hay una estrategia en marcha. Si alguien aspira a mi cargo tendrá que ir a elecciones”, afirmó Glas.

Reiteró que en los últimos 10 años de Gobierno ha luchado contra la corrupción, por eso dijo que se logró desarticular la red en Petroecuador. Entonces resaltó que debido a estos ataques, desde septiembre del año pasado vive una etapa difícil.

Recordó que nadie lo puede acusar y comprobar supuestos actos “porque no tienen pruebas”. Por eso señaló no temer a un juicio político, que sectores de la oposición intentan iniciar en la Asamblea.

Además, informó que acudirá a la Comisión de Fiscalización por iniciativa propia para rendir su versión libre y voluntaria. Aún no se confirma por parte de la Asamblea el día y la hora para la comparecencia.

Dimes y diretes entre Glas y Oquendo

Durante una hora y 30 minutos de entrevista, aparte de los temas de coyuntura, Glas y Oquendo se interpelaron en varias ocasiones.

Al inicio de la cita, Oquendo dijo sentirse sorprendido por la cantidad de cámaras y funcionarios dentro de la estación radial. Le pidió a Glas protagonizar “una charla sincera”.

El Vicepresidente empezó por aclararle que no le rehúye a los medios. Una vez que entraron en confianza: Glas pasó de llamarlo “Señor Oquendo” y “Querido Diego” a simplemente “Diego”. El periodista en cambio, pasó de “Señor Vicepresidente” a “Jorge”.

De manera directa, Glas le indicó que ese programa lee noticias como las de diario Expreso que “buscan generar desconfianza (al oyente) y afectar a la RC”. Le recordó que en varias ocasiones ha dado a entender que “soy el candidato impuesto” del binomio de PAIS, tratando de “desprestigiar mi imagen”. Recordó las aseveraciones de Oquendo por la relación entre Glas y el Presidente.

El Segundo Mandatario contó que el mismo Moreno le pidió que sea parte del binomio presidencial.  

Oquendo se defendió y aclaró que “jamás” ha tenido un criterio injusto y ofensivo sobre él. “Soy de los periodistas que siempre han reconocido los méritos de la RC, créame”.

Glas lo interrumpió: “Tengo un resumen de tres meses (del programa radial) y solo encontré un comentario positivo que es sobre el acuerdo con la Unión Europea”.

El Vicepresidente también recordó que en campaña, según un resumen de dicho programa, Oquendo ha tenido más simpatía por el excandidato Guillermo Lasso (CREO-SUMA). “Yo jamás he hecho un pronunciamiento explícito por Lasso”, replicó el periodista, pero Glas dijo: “No es la forma sino el fondo”.

Glas le increpó por no leer -en el programa- sobre la otra lista de Odebrecht, más conocida como la ‘Lista de la Partidocracia’.

“Sí la he leído y la conozco”, contestó Oquendo, pasando a momentos de entrevistador a entrevistado. Invitó a Glas a que “se despoje de ese prejuicio” que tiene contra él. “Tengo mi conciencia en paz, jamás lo he acusado de nada porque no tengo pruebas”, replicó el periodista.

Glas le refrescó la memoria a Oquendo de cuando lo acusó de “querer quitarle la frecuencia”. El radiodifusor justificó que lo dicho fue en “tiempo potencial” y se basó en voces de “fuentes fidedignas” de la Vicepresidencia. Entonces, Glas  lo invitó a no “comer cuento chino” y reiteró que “no tiene nada que ver con las frecuencias”. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: