Vehículo con la placa adulterada fue detenido tras persecución

- 21 de julio de 2018 - 00:01
La ATM descubrió que el vehículo circulaba con el último dígito de la placa trasera alterado. Era 6 y lo pusieron como 8.
Cortesía ATM

Un vehículo fue retenido por la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM) luego de una persecución en el norte de Guayaquil. El automotor circulaba con la placa adulterada y al momento de ser detenido, la conductora intentó escapar efectuando una maniobra peligrosa.

El operativo se cumplió la mañana del jueves. Según fuentes de la institución, el automotor Nissan circulaba con la placa alterada, ya que el último dígito era 6 pero había sido manipulado y aparentaba ser un 8.

“Este vehículo con la placa adulterada terminada en 8, cometió infracciones de tránsito, excedió los límites de velocidad en varios sectores, los foto radares marcaron sobre los 120 kilómetros por hora el paso del automotor cuando el límite de velocidad es de 90 kilómetros por hora”, señala un comunicado de la ATM.

Sin embargo, el número de placa adulterada pertenecía realmente a un vehículo de una empresa de electrodomésticos, la cual empezó a recibir las notificaciones de las infracciones. Cuando sus representantes acudieron al Centro de Solución de Conflictos de la ATM y contrastaron las fotos, vieron que no correspondían a su automotor.

De inmediato se inició el rastreo del auténtico carro infractor, el cual fue ubicado en la ciudadela El Cóndor, parqueado en un gimnasio.

De acuerdo con la institución, el automotor era conducido por una mujer quien, al ser abordada por el supervisor de la zona, se mostró agresiva y lo acusó de haberla golpeado. “Cuando llegó la grúa, ella aprovechó un espacio y haciendo una maniobra peligrosa, huyó”, puntualiza el documento (ver video).

Se montó una persecución que concluyó en una calle sin salida de la ciudadela Los Álamos, donde el vehículo fue retenido.

El automotor fue trasladado hasta el Centro de Retención de la vía a Daule. La ATM rechazó lo hecho por el propietario del vehículo al cambiar el último número de las placas, el 6 por el 8.

“Se resume en pretender burlarse de la Ley de Tránsito, afectar a terceros y poner en peligro a otros conductores al rebasar los límites de velocidad en varias arterias de Guayaquil”, puntualiza la institución. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: