Sospechosos abren fuego contra policías en Urdesa

24 de marzo de 2012 - 00:00

Las huellas de bala en el parabrisas de un patrullero quedaron como evidencia del tiroteo ocurrido, la noche del jueves, en la ciudadela Urdesa, al norte de Guayaquil.   

Producto del mismo, tres hombres -uno de ellos con aparente discapacidad- quedaron con hematomas y heridas que obligaron a los agentes del orden a trasladarlos al hospital Guayaquil, en el Suburbio.

Estaba previsto que fiscales acudieran a la casa de salud para realizar la audiencia de flagrancia por los delitos de tenencia ilegal de arma de fuego e intento de asesinato (contra la autoridad policial). 

Los detenidos fueron identificados como  Jeyson Gabriel Piña del Valle, de 23 años; Mario Eduardo Rodríguez Quishpe (19); y Rogger Enrique Vulgarín Prado (33).

Los dos últimos registran antecedentes penales por varios delitos. Rodríguez tiene una boleta de captura por robo emitida por el Undécimo Tribunal de Garantías Penales, mientras que Vulgarín cuatro detenciones en 2000 y 2006 por robo, y en el 2001 por asociación ilícita.

Agentes de Servicio Urbano de la Policía comentaron que se salvaron de milagro durante la balacera, que se extendió por varias calles de ese sector, al norte de la urbe.   

“Todo sucedió porque (en la avenida Francisco de Orellana) les dijimos que se detuvieran para hacer una inspección e hicieron caso omiso. A la altura del centro comercial San Marino, sin pensarlo dos veces, abrieron fuego contra nosotros”, relató Rubén Galarza, sargento Segundo de Policía.   

Otro de los uniformados dijo que “más unidades se sumaron a la persecución y que más adelante, por las avenidas Víctor Emilio Estrada y Monjas, hubo otro cruce de balas”.

Según el parte policial, a Rodríguez, quien viajaba junto al conductor, se lo detuvo empuñando una pistola calibre 9 mm. Piña del Valle era quien conducía el vehículo y Vulgarín Prado quien supuestamente dirigía sus movimientos.                    

Por su parte, ayer el jefe de la Policía Judicial del Guayas, Marcelo Tobar, informó que los uniformados de una de las patrullas asignadas al circuito Urdesa, que circulaban por el sector, se percataron de la presencia de los tres sujetos sospechosos a bordo de un vehículo Mitsubishi Lancer, azul, de placas GIZ-720, desde donde realizaron 7 disparos contra la patrulla Grand Vitara 179, en instantes en que solicitaban que detuvieran la marcha.

En esas circunstancias, relató el oficial, se produjo una persecución en la cual los miembros policiales, haciendo uso progresivo de la fuerza y en procura de preservar la vida, hizo uso de las armas de dotación, logrando herir a dos de los ocupantes, a uno a la altura del pecho y a otro en el brazo derecho.    

Afortunadamente, manifestó el oficial, el personal policial salió ileso del ataque de los antisociales, sin embargo,  producto de la persecución, dos uniformados presentaron una dislocación a la altura del hombro y varios hematomas.  

Presunto secuestro exprés

Indagaciones iniciales realizadas por los agentes del orden y por la reincidencia de los sujetos, hacen presumir que los sujetos se dedicaban en aquellos momentos a actividades delictivas, como el robo a personas, bajo la conocida modalidad del “bartoleo”, o secuestro exprés.

El Jefe de la Policía Judicial del Guayas exhortó a los ciudadanos que hayan sido blanco de algún delito, que identifiquen a los sujetos y presenten las respectivas denuncias ante la Fiscalía.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: